Kim Kardashian y Kanye West han llegado a un acuerdo de divorcio, según un expediente judicial presentado este martes, 29 de noviembre, evitando así una batalla judicial potencialmente fea sobre la custodia de sus hijos.

Como parte del acuerdo, West ha pactado pagar 200.000 dólares al mes en concepto de manutención por los hijos, mientras que ninguno de los dos tendrá que pagar al otro la manutención del cónyuge, ha informado Associated Press, citando documentos judiciales.

West y Kardashian mantendrán la custodia compartida de sus cuatro hijos, según el acuerdo.

Ambos también han acordado dividir a partes iguales el coste de la educación escolar privada y universitaria de los pequeños y sus gastos de seguridad privada.

El acuerdo propuesto requerirá ahora la aprobación del juez del Tribunal Superior de Los Ángeles, Steve Cochran.

Antes de la firma del acuerdo, su caso estaba programado para ir a juicio el 14 de diciembre.

En marzo, Cochran declaró a Kardashian legalmente soltera tras su petición, poniendo fin oficialmente a sus ocho años de matrimonio con West.

Cuando Kardashian solicitó el divorcio en febrero de 2021, ambos tenían activos combinados por valor de 2.100 millones de dólares. En ese momento, West era el más rico de los dos con un patrimonio de 1.300 millones de dólares, mientras que la fortuna de Kardashian ascendía a 780 millones. Ambos han visto cómo su riqueza ha cambiado drásticamente desde entonces.

Según FORBES, Kardashian se convirtió oficialmente en multimillonaria en abril de 2021 y su patrimonio neto actual asciende a 1.800 millones de dólares.

Por su parte, West, que se ha visto envuelto en múltiples polémicas en los últimos meses, perdió su condición de multimillonario el pasado mes de octubre después de que el gigante de la ropa deportiva Adidas cortara sus lazos con el rapero. La riqueza neta actual de West es de 400 millones de dólares. En febrero del año pasado, la expareja poseía 70 millones de dólares en activos conjuntos que incluían varias casas, obras de arte, vehículos, joyas e incluso ganado. El estado de estos activos no está claro.