Vistas del Vatican Mall. (Foto: Vatican Mall)

En el corazón de Roma nace el Vatican Mall, un nuevo proyecto comercial de 11.000 metros cuadrados que reúne tiendas, servicio de restauración, una galería de arte y cultura, asistentes de compras, taquillas para depositar las compras y actividades sociales para ofrecer a los visitantes una verdadera “experiencia boutique” en una ubicación única, a solo dos minutos de la Plaza de San Pedro.

Vatican Mall está diseñado para hacer que la experiencia de compra sea memorable para los clientes, con un concepto arquitectónico moderno y sorprendente en el que la luz natural que entra desde arriba crea un ambiente interior cálido y acogedor.

Este centro comercial de cinco pisos que abre sus puertas este otoño tiene cincuenta y siete tiendas de marcas italianas e internacionales dedicadas a la ropa, el calzado, la joyería, la decoración para el hogar o la cosmética.

Los visitantes podrán acceder al Vatican Mall desde tres accesos exclusivos: Via della Conciliazione, Plaza de la Porta Cavalleggeri o Vía Urbano VIII, 16c; y estacionar su vehículo en el parking cubierto que dispone de unas mil plazas de aparcamiento.

Situado a cinco minutos de Sant’Angelo, a quince del panteón y a veinte del Coliseo, este centro comercial también albergará eventos culturales y exhibiciones de arte y contará con un espacio dedicado a la exhibición y promoción de las obras de artistas modernos y contemporáneos seleccionados.

Beneficios para el turismo

Los turistas de fuera de la Unión Europea podrán beneficiarse de productos libres de impuestos siempre que presenten el billete de avión.

El horario del Vatican Mall es desde las 10 horas hasta las 23 horas y tendrá horarios especiales en las festividades de Navidad: los días 24 y 25 de diciembre abrirá de 10 horas a 18 horas y el día de Navidad, el 26 de diciembre y el día de Año Nuevo permanecerá cerrado.

De aparcamiento a centro comercial y de ocio

Vatican Mall está situado en un edificio alquilado ala ex Propaganda Fide, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, donde se gestionaba la actividad misionera de la Iglesia en el mundo, según publica La Vanguardia.

El periódico explica que el centro comercial ha tenido que recibir el visto bueno del cardenal filipino Luis Antonio Tagle, identificado como uno de los posibles sucesores del papa argentino en el próximo cónclave, el papable asiático.

Hasta ahora, este espacio estaba dedicado a un aparcamiento, especialmente para autobuses turísticos, y, anteriormente, fue una escuela de formación para las enfermeras del hospital pediátrico Bambino Gesù, gestionado por la Santa Sede.