Quizás no haya mayor misterio en Hollywood en este momento que lo siguiente: ¿qué hará Warner Bros. con The Flash, la nueva película de superhéroes protagonizada por Ezra Miller.

Hace unos años, hacer The Flash parecía una idea perfectamente viable. Los mayores problemas que enfrentó la cinta fueron pasar por algunos directores diferentes. Pero ahora las cosas son muy diferentes, tanto en términos legales del universo de DC y el papel de The Flash en él, como la ola de crímenes en los que su protagonista está implicado.

Aún así, la productora de The Flash, Barbara Muschietti, decidió que, tras la cancelación de Batgirl por parte de Warner Bros, era hora de dar una actualización sobre cómo iban las cosas con su proyecto. “Todo está bien con The Flash”, dijo. Estas declaraciones rápidamente se convirtieron en un meme, dada la turbulenta situación que se desarrolla en torno a la película.

Una vez más, parece ser que hay dos planes que se ejecutarán en esta situación. DC está listo para reformular sus planes y políticas internas, y The Flash se filmará bajo un plan, que hasta ahora, no tenían contemplado. La película Batgirl, por ejemplo, acaba de ser cancelada, y se suponía que ese filme se conectaría con el ‘Batman’ de The Flash, interpretado por Michael Keaton. Además, la coprotagonista de The Flash se suponía que tendría una película en solitario, algo que tal vez no veremos.

La estructura que soporta al Universo Extendido de DC (DCEU) parece estar desmoronándose, incluidas las piezas vinculadas directamente a The Flash. El DCEU en sí mismo está muy fracturado dentro del multiverso DC, donde The Rock cree que va a comenzar su propio universo Black Adam, y se niega a reconocer a ser su rival, Shazam, y en su lugar se enfoca en WB, dejándolo pelear directamente con Superman.

James Gunn se ha labrado su buen rincón con el Escuadrón Suicida y con las dos temporadas de El pacificador, pero no se involucra mucho con el DCEU real (solo dice que The Flash es horrible). Está claro que las series no puede confiar plenamente en los actores y usarlos para reinvertarse.

Eso es, por supuesto, porque Ezra Miller es un criminal. No se sabe qué es lo que realmente le sucede a Ezra Miller en este momento, ya sean problemas de salud mental o drogas, pero lo que está extremadamente claro es que no pueden pretender que Miller interprete a Barry Allen (el personaje principal) después de esto y será casi imposible promocionar The Flash con normalidad. En las conferencias de prensa todos estarán hablando de eso.

Todos estos factores han hecho que los fanáticos comiencen a hacerse la misma pregunta: si WB puede cancelar Batgirl para ahorrarse 90 millones de dólares y para reducir impuestos, ¿por qué no pueden hacer lo mismo con The Flash que costará 200 millones de dólares? 

Bueno, según reporta DC, las primeras proyecciones de prueba de The Flash, en realidad, han ido bastante bien (mejor que Batgirl, al menos) y, por lo tanto, WB podría pensar que tienen una joya entre sus manos a pesar de todo esto. O, en todo caso, que toda la controversia podría atraer a más público.

Antes de todas esta polémicas, a todos les gustaba que Ezra Miller interpretara The Flash en la liga de la justicia, incluso estaban emocionados, pero con los problemas internos de DCEU y los crímenes por lo que está acusado Ezra Miller, no todo va bien para The Flash en estos días.