Los viajeros han tenido que hacer frente a retrasos y cancelaciones de vuelos por encima de lo normal durante meses, y las compañías aéreas han recortado más del 15% de los vuelos programados para el verano debido a la escasez de personal y otros problemas operativos.

Por desgracia, los expertos ven más de lo mismo en el horizonte. «Si observamos las últimas semanas, no creo que haya ninguna razón para pensar que las cosas vayan a ir especialmente bien», dice Scott Keyes, cofundador de Scott’s Cheap Flights, un boletín de ofertas de billetes de avión con más de dos millones de suscriptores.

«Este mes de junio ha habido un 11% más de interrupciones en los vuelos que en la misma época de 2019«, dice Hayley Berg, economista jefe de Hopper, el sitio de búsqueda de ofertas y la aplicación que entró en el FORBES Fintech 50 este año.

Delta Air Lines está dejando que los pasajeros cambien sus billetes de forma gratuita y eviten pagar cualquier diferencia de tarifa durante unos «días de viaje potencialmente desafiantes.»

Todo esto puede ayudar a explicar los recientes intentos del sector por desviar la culpa. La semana pasada, Airlines for America, un grupo comercial que representa a las aerolíneas estadounidenses, envió una carta al Secretario de Transporte, Pete Buttigieg, afirmando que la falta de personal de la Administración Federal de Aviación (FAA) está «paralizando» el tráfico en la Costa Este de Estados Unidos».

«La FAA no tiene una escasez de controladores aéreos en todo el sistema», replicó la agencia en un comunicado, señalando que las aerolíneas recibieron 54.000 millones de dólares de ayuda por la pandemia y «el pueblo estadounidense merece que se cumplan sus expectativas.»

Aunque el volumen de pasajeros es mayor ahora que en cualquier momento de la pandemia, sigue siendo un 8% inferior a los niveles previos a la misma, según los datos de rendimiento de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA). «No es que esta demanda de viajes no tenga precedentes», dice Keyes.

Sin embargo, la escasez de personal en las aerolíneas es real, y la reducción de vuelos es un mal necesario. «La escasez de pilotos ha afectado especialmente a las aerolíneas regionales», dice Kathleen Bangs, expiloto de aerolíneas comerciales y actual portavoz de FlightAware, una aplicación gratuita que ofrece datos de seguimiento de vuelos en tiempo real, históricos y predictivos. «Las compañías más grandes, como Southwest, American y Alaska Airlines, están negociando los contratos de los pilotos, y los distintos sindicatos han manifestado su frustración por tener que volar con horarios exigentes sin apenas descanso».

Aun así, dice Keyes, es justo culpar a las grandes aerolíneas de las cancelaciones de última hora cuando las más pequeñas supieron leer mucho mejor la situación. «Hace meses, muchas de las aerolíneas de bajo coste –Spirit, JetBlue, Alaska…– se adelantaron a esta situación recortando sus horarios y reduciendo su tamaño para no tener estas cancelaciones de última hora», dice. «Las aerolíneas tradicionales se han visto sorprendidas, teniendo que luchar en el último minuto porque no se han preparado para esto tan bien como deberían».

Por supuesto, el sistema de transporte aéreo estadounidense, que manejaba unos 45.000 vuelos diarios antes de la pandemia, puede absorber algunas cancelaciones sin colapsar. «En tiempos normales, el 1% o menos es más o menos un día de media para las cancelaciones de las compañías aéreas estadounidenses», dice Bangs, señalando que en 2019, el año más activo registrado, la tasa de cancelación media fue del 2%.

«Pero en lo que va de 2022, lo estamos viendo en una media del 3%», asegura. «Comienza a hacerse notar alrededor de ese umbral y durante el largo fin de semana del Día del Padre y del 19 de junio, vimos que las cancelaciones alcanzaron el 5% y el 6%».

«Puede que sea una sola aerolínea la que esté experimentando el mayor número de cancelaciones», dice Bangs, «o puede que las cancelaciones se repartan más uniformemente entre varias aerolíneas».

Factores de riesgo

Los aeropuertos están abarrotados y los vuelos están llenos estos días. Aun así, la mayoría de los aviones despegan y aterrizan a tiempo, y la mayoría de los viajeros llegarán a su destino sin muchos contratiempos.

Sin embargo, puede ser muy útil saber qué factores pueden hacer que su vuelo corra un mayor riesgo de retraso o cancelación, especialmente si reserva un viaje para finales del verano.

MAL TIEMPO

Las tormentas y otros fenómenos meteorológicos pueden provocar un caos en el transporte aéreo del país. A finales de enero, las compañías aéreas cancelaron miles de vuelos diarios durante varios días seguidos debido a las tormentas de nieve que azotaron el noreste.

Lo que es importante saber –especialmente ahora que Estados Unidos se encuentra en la primera parte de la temporada de huracanes– es que las inclemencias del tiempo en una región localizada pueden convertirse rápidamente en un problema nacional para los viajes aéreos debido a que las aerolíneas reutilizan los aviones y las tripulaciones para múltiples viajes durante el día.

«La gente no siempre entiende por qué el mal tiempo en Florida puede afectar a su vuelo en Kansas City», dice Keyes. «Pero incluso si su vuelo no se originó en Florida y no va a Florida, el avión podría haber sido programado para pasar por Florida antes».

VUELO DE ÚLTIMA HORA

«Estadísticamente, es menos probable que su vuelo se cancele cuanto más temprano vuele», dice Bangs. «En verano, el tiempo tormentoso tiende a ser más problemático por las tardes y noches. Pero en cualquier época del año, los vuelos a primeras horas del día son los que menos cancelaciones tienen«.

Es más, explica Keyes, «las cancelaciones engendran más cancelaciones, porque hay un efecto cascada». Si Delta cancela un vuelo de Atlanta a Nueva York porque el piloto está enfermo, ese avión y su tripulación no están disponibles para un vuelo posterior entre Nueva York y San Luis. La primera cancelación lleva a una segunda, y a una tercera, y así sucesivamente.

AEROPUERTO MUY AFECTADO

«Los viajeros que salgan de las principales ciudades del país este verano pueden esperar experimentar un alto volumen de retrasos y un aumento de las cancelaciones, especialmente desde los principales aeropuertos que ya están viendo interrumpidas más del 40% de las salidas programadas», dice Berg. «También se espera que los viajeros que se dirigen al extranjero o que regresan de viajes internacionales se enfrenten a interrupciones, con más del 50% de los vuelos interrumpidos en muchos de los principales centros internacionales y aeropuertos de conexión».

MUCHOS VUELOS CANCELADOS EL DÍA ANTERIOR

«Las cancelaciones de ayer pueden tener efecto eco hoy, porque todas las personas cuyos vuelos se cancelaron ayer siguen queriendo viajar y necesitan ser reacomodadas», explica Keyes. Eso significa que si su vuelo se cancela, puede ser más difícil coger otro el mismo día o incluso el siguiente.

BAJA FRECUENCIA DE LOS VUELOS EN SU RUTA

Cuando vuele con cualquier compañía, pero especialmente con las aerolíneas de bajo coste, Bangs recomienda comprobar cuántos vuelos semanales van a su destino. Esto es especialmente importante cuando se vuela a lugares remotos como Hawai y Alaska, así como a destinos internacionales.

Si sólo hay unos pocos vuelos a la semana a su destino, puede correr el riesgo de quedarse atrapado allí más tiempo del que había planeado. «Si su vuelo se cancela, podría estar en apuros, esperando durante días, mientras falta al trabajo y acumula facturas de hotel», dice Bangs.

Asimismo, volar desde y hacia aeropuertos más pequeños conlleva un mayor riesgo. «Si una determinada aerolínea sólo tiene uno o dos vuelos al día a su destino, entonces tiene poco respaldo», asegura Bangs, «y esos vuelos son más atractivos para cortar si una aerolínea necesita su avión en una ruta con más ocupación».

CONFLICTO LABORAL

«Los pilotos han llevado a cabo piquetes informativos en los aeropuertos e incluso en Wall Street, ya que varios sindicatos de las principales compañías aéreas están negociando sus contratos con la directiva», explica Bangs. «Si se produce una huelga en cualquier momento de este verano, se acumularán las cancelaciones».

VUELO CON VARIAS ESCALAS

Por cada vuelo que se cancela, cuatro se retrasan. Si no se puede reservar un vuelo sin escalas, existe un elevado riesgo de que al menos un tramo se vea interrumpido. «Actualmente, alrededor del 23% de los vuelos que salen de los aeropuertos estadounidenses sufren retrasos, lo que supone un aumento del 22% en junio respecto a mayo y un 8% más que a estas alturas de 2019», señala Berg.

«Los tiempos de retraso son cada vez más largos, lo que significa más posibilidades de perder un vuelo de conexión», dice Bangs.

Plan estratégico para los viajes de verano

Incluso con tantos vuelos ya cancelados para el verano, Keyes cree que hay más días malos por venir. «La mayoría de las cancelaciones que se están produciendo en este momento se dan en las últimas 24 o 36 horas antes del viaje, no con la suficiente antelación como para que la gente tenga una oportunidad razonable de reubicarse».

He aquí algunas medidas que los viajeros pueden tomar:

UN DÍA MÁS

Puede ser prudente añadir un día más a su escapada para tener margen de maniobra. Vuele un día antes para los grandes acontecimientos importantes, como bodas o salidas de cruceros.

INCLUYE PROTECCIÓN

Contrata un seguro para tu vuelo. «Si sufres una interrupción, puedes volver a reservar inmediatamente en cualquier compañía aérea y salir en el siguiente vuelo gratis o recibir un reembolso», dice Berg.

RASTREA EL AVIÓN

Como se ha explicado anteriormente, los vuelos nocturnos se cancelan con más frecuencia porque los aviones nunca llegan a su aeropuerto de salida. Una de las funciones favoritas de Bangs en FlightAware es que puede indicarte si tu avión va en hora, lo que puede advertirte con antelación de que se está gestando un problema.

UTILIZA LA ‘APP’ DE LA AEROLÍNEA

En el momento en que tu vuelo se cancela, una multitud de personas corre hacia el mostrador. Pero es probable que puedas reservar un nuevo vuelo más rápidamente desde tu smartphone. «En general, el autoservicio suele ser el más rápido«, dice Keyes.

Por la misma razón, también es una buena idea programar el número de atención al cliente de tu aerolínea en los contactos de tu teléfono.

PLAN B

No esperes hasta el último momento para buscar opciones de vuelo alternativas en caso de que tu vuelo se cancele. «Antes de dirigirte al aeropuerto, echa un vistazo a los horarios de salida de los vuelos de ese día», sugiere Berg.

NO TE ALEJES DE LA PUERTA DE EMBARQUE

Hay situaciones en las que necesitarás la ayuda de un agente de la aerolínea. «Ten en cuenta que se trata de un mundo en el que se atiende por orden de llegada», dice Keyes. «Estar físicamente situado cerca de la persona que puede ayudar –el agente de la puerta de embarque, el agente de la sala VIP, quienquiera que sea– significa que vas a ser el primero en ser atendido«. Esto es especialmente útil si ves que se producen retrasos.

«Sé cortés con los representantes de la aerolínea cuando estés en el mostrador, en la puerta de embarque o por teléfono durante un retraso prolongado o una cancelación», aconseja Bangs. «Trabaja con ellos para ver si pueden ponerte en otra compañía aérea o dirigirte a una ciudad diferente a la que te ofrecen».

RESERVA UN SEGUNDO VUELO

«A menudo consigo un billete de reserva, y he reciclado los billetes no utilizados una y otra vez», dice Bangs, señalando que eso le da tranquilidad. «Las probabilidades de que dos aerolíneas diferentes, con un par de horas de diferencia, cancelen ambas son escasas, a menos que se produzca un fenómeno meteorológico generalizado».

Esa es una estrategia especialmente sólida ahora, dice Keyes, porque durante la pandemia, las aerolíneas se deshicieron permanentemente de las tarifas de cambio. «Ahora, una vez que reservas tu vuelo, no estás bloqueado como antes», dice. «Puedes cambiar tu fecha de viaje, o incluso cancelar para obtener un crédito de vuelo, sin tener que pagar ninguna penalización como solías hacer antes de la pandemia».

CONOCE TUS DERECHOS

«La ley federal dice que si una aerolínea cancela o cambia significativamente tu vuelo, tienes derecho a un reembolso completo en efectivo, no sólo a un crédito de vuelo», dice Keyes. Una de las principales excepciones es que el vuelo se haya cancelado por causas meteorológicas.

Si tu vuelo se cancela, tienes dos opciones. «Puedes aceptar el reembolso íntegro en efectivo o, como la aerolínea sigue siendo responsable de llevarle a su destino final, puedes tomar otro vuelo», subraya.