Rubaiyat (calle Juan Ramón Jiménez, 37): 

La espectacular terraza de Rubaiyat, una de las mejores de Madrid, estrenó nuevo aspecto con un reciente y elegante rediseño que permitió climatizarla y así mantenerla durante los doce meses. Ahora, este pequeño oasis en la ciudad da la bienvenida a la temporada con platos suculentos y exquisitos, como las carnes de crianza propia provenientes de la hacienda familiar brasileña, lo más reconocido de su carta.

Entre sus cortes a la parrilla de carbón vegetal más selectos están el baby beef, bife de chorizo, master beef (chuleta con entre 40 y 60 días de maduración) o la reina, queen beef. Además, se ha incorporado a la carta el flamente Tomahwak, 2 kilos de carne seleccionada que se flambea con cognac en mesa y se sirve sobre una parrilla. Tampoco hay que perderse las deliciosas patatas suflé, su steak tartar o sus empanadas de solomillo. 

Aparte de su icónica caipiriña, su consolidada carta de bebidas no deja a nadie indiferente. Y cómo olvidar, aprovechando el Día de la hamburguesa, el 28 de mayo, su receta de 200 gr del tropical kobe beef a la parrilla con cebolla caramelizada, tomate confitado, queso gruyere, rúcula y mayonesa de mostaza de dijón, servida sin pan, ¡Irresistible! 

Hamburguesa de Rubaiyat.

Carnes de Rubaiyat.

Baby grill Rubaiyat (calle Juan Hurtado de Mendoza, 13): 

El “benjamín” de la casa ocupa un acogedor espacio contiguo a Rubaiyat, con una preciosa terraza para todo el año y una cocina informal que versiona clásicos del restaurante junto a otros platos muy pensados para compartir.

Pan de queso, dados de tapioca, pulpo o chips de solomillo son los platillos ideales para empezar. Después, en los entrantes, no falla el chorizo criollo o el carpaccio de setas. Sus tres hamburguesas protagonizan un apartado propio que incluye la de pan de queso, la de wagyu o la de quinoa para los que prefieran no tomar carne.

Entre los platos principales, el pollito de grano, la picaña fileteada, el steak tartar o el pescado fresco del día pueden acompañarse de algunas guarniciones como la farofa de huevos, las legumbres a la parrilla o unas sabrosas patatas fritas. 

Terraza del Baby grill Rubaiyat.