Amazon, la mayor empresa de comercio electrónico del mundo, abre su primera tienda física de ropa cerca de Los Ángeles con fecha para este mismo 2022. Bajo el nombre Amazon Style, la tienda venderá prendas de mujer y de hombre, zapatos y accesorios. La sorpresa está en que, según indica la compañía de Jeff Bezos, la tienda contará con Inteligencia Artificial: los clientes escogerán los artículos a partir de códigos QR y los algoritmos permitirán que la experiencia de compra sea de escasa participación humana. Un nuevo concepto de tienda que se aproxima a la sensación de las compras online.

Las dimensiones del espacio, de casi 3.0000 metros cuadrados, son inferiores a las de las tiendas de cualquier cadena debido al modelo de selección. La tienda contará con códigos QR en las repisas y estantes que los clientes podrán escanear con sus móviles para ver las tallas y colores disponibles, además de ver valoraciones de otros clientes.

“No intentaríamos nada en el comercio minorista físico a menos que sintiéramos que podemos mejorar significativamente la experiencia del cliente”, argumenta el gigante tecnológico en un comunicado.

Los probadores estarán equipados con pantallas táctiles desde las cuales pedir otros productos, tallas o colores e incluso dejar reseñas. “El vestidor será un espacio personal para que sigas comprando sin tener que salir”, explica Simoina Vasen, directora gerente de la compañía.

El algoritmo personalizado del cliente lo guiará de manera similar a la página web, multiplicando la oferta en función de su selección previa. Para cuando los clientes lleguen al probador, los dependientes ya habrán depositado las prendas solicitadas y otras que el algoritmo haya elegido.

Amazon ya tiene varios establecimientos físicos de alimentación en Estados Unidos, no obstante, esta será la primera tienda física de ropa de Amazon, línea en la que ya ha superado a la mayor cadena de distribución de Estados Unidos, Walmart, el minorista textil con mayor número de ventas.