«Sé lo que es no tener nada y sé lo que es tener todo», sentencia Georgina Rodríguez en una de las escenas de su docureality, Soy Georgina, que se estrena en Netflix este viernes, 28 de enero. Hoy hace exactamente 28 años desde que Georgina llegase al mundo en Buenos Aires (Argentina). Aquel 27 de enero de 1994 nadie se habría imaginado que ese bebé llegaría a ser una parte de una de las parejas más poderosas del mundo del deporte y las celebrities.

Criada en España desde su primer año de vida (primero en Murcia y después en Jaca), se mudó a Madrid de joven a trabajar como dependienta: en el corner de Prada de El Corte Inglés de Serrano y en la tienda Gucci de la misma.

Fue trabajando en la Milla de Oro donde conoció a Cristiano Ronaldo. Según cuentan ambos en la docuserie de Netflix, el futbolista se quedó prendado de la belleza de Georgina. Y ella, más de lo mismo. Lo que vino después de esta historia de amor digna de Disney lo conocemos todos: convivencia, familia numerosa (actualmente esperan mellizos, que serán el quinto y sexto miembros de la prole), y fama. Mucha fama.

Georgina (o Geo, como la llama el portugués) no tardó en consagrarse como una de las mujeres con más seguidores en las redes sociales. De hecho, fue durante años la española con más seguidores en Instagram (ahora, la supera la actriz Ester Expósito). Todo un fenómeno mediático que cuenta con 29,8 millones de seguidores (a fecha de publicación de este artículo). Pero más allá de su faceta pública, estamos ante una auténtica empresaria de éxito.

Es administradora y copropietaria (junto a su pareja) de Insparya Hair Medical Clinic S.L., la clínica líder en implante capilar situada en el número 26 de la calle Joaquín Costa (Madrid). La compañía cerró su último ejercicio presentado en el registro mercantil (el de 2020) con una facturación de 10,58 millones de euros.

La también modelo desde 2017 (año en el que firmó un contrato con la prestigiosa agencia Uno Models) fundó el año pasado su propia marca de ropa, OM by G. La primera colección de ropa deportiva estuvo disponible el día 12 de febrero en su web, y paa el 15 Georgina ya había colgado el cartel de Sold Out.

Todo ello le ha valido un puesto en la lista FORBES de Los 100 influencers que elevarán tu marca a otro nivel y, por supuesto, le vaticina el éxito absoluto en su nueva serie en Netflix.