El pasado año, Neymar experimentó cambios tanto a nivel profesional como personal. En mayo, renovó su contrato con el Paris Saint Germain, equipo donde actualmente se encuentra Lionel Messi. El jugador permanecerá en el equipo francés hasta 2025, después de su llegada en 2017 por 222 millones de euros desde el FC Barcelona; el fichaje más caro de la historia. Además, en este mismo año ha adquirido diferentes propiedades, siendo la última una mansión en Brasil valorada en tres millones y medio de dólares a principios de enero de 2022.

FORBES señala que el jugador brasileño ingresa 95 millones de dólares al año y, es por eso que se encuentra en el sexto puesto de la lista de los deportistas con mayor sueldo, siendo el tercer futbolista y sólo superado por Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, con el que actualmente comparte equipo.

La nueva propiedad consta de 1.900 metros cuadrados construidos y en total tiene seis habitaciones, en concreto suites. Además, cuenta con un cuarto destinado al servicio. Un detalle sorprendente de la mansión es que tiene una bodega climatizada, cocina gourmet, piscina climatizada, cancha de Squash y un ascensor con vistas panorámicas.

Además, posee un garaje con capacidad para 20 vehículos y cuenta con un sistema de seguridad automatizado para toda la vivienda. A través de él, se puede manejar la iluminación, sonido y video, la temperatura del agua de la piscina y las persianas.

También, en Río de Janeiro, cuenta con otra gran mansión ubicada en un terreno de 10.000 metros cuadrados en la que permaneció durante el confinamiento por la Covid-19. Además, al igual que la nueva mansión, también cuenta con piscina climatizada, seis habitaciones, una sauna, una sala de spa y jacuzzi, una cancha de tenis y otra de gimnasio y hasta un helipuerto. Esta propiedad costó en total nueve millones de dólares.

Desde 2017, Neymar vive en Francia en una casa de alquiler por la que paga aproximadamente 14.000 euros al mes. Esta se trata de una mansión conformada por cinco pisos construida en 1950 y perteneciente al actor francés Gerard Depardieu. Al igual que la propiedad de Rio de Janeiro, esta cuenta con una superficie de 10.000 metros cuadrados y un extenso jardín con aproximadamente 5.000 metros cuadrados.

Imagen de Puma

En septiembre de 2020, la marca alemana decide apostar por el jugador brasileño, que en ese momento tenía un acuerdo de patrocinio con Nike. Este hecho ha supuesto que la marca del felino se vuelva a abrir las puertas en el terreno del fútbol, bloqueadas por Nike y Adidas. El vídeo de presentación fue visto por más de siete millones de personas en apenas unos cuantos segundos después de haber sido colgado en las redes sociales.

El cambio ha doblado sus ingresos por acuerdos con marcas deportivas. Anteriormente, se ingresaba 12 millones al año con la firma estadounidense y, con dos años de contrato restante, los alemanes pusieron 25 millones de euros sobre la mesa para convencerlo. A su vez, superan los acuerdos de Messi y de Cristiano con Adidas y Nike, respectivamente.

El caos perfecto

El 25 de enero, se podrá conocer más a fondo a Neymar en la miniserie que estrena en Netflix. Consta de tres capítulos y en ellos se abrirá para que todos los espectadores sean capaces de entender todas las decisiones que ha tenido que tomar y le acompañen en algunos acontecimientos importantes de su vida.