Marlow Studio, la nueva marca de moda femenina diseñada por Alicia Moore, presenta Murmur, su segunda colección made in Spain, que destaca por sus prendas de líneas minimalistas con volumen y aberturas que conciben estilismos clásicos, toda una oda a la sencillez y a las piezas atemporales.

La firma, con influencias del impresionismo y, concretamente, de los artistas Manet, Monet o Cezanne, así como el arte contemporáneo, de la mano de pintores como Matisse, Yves Klein, Louise Reith o Caio Fonseca, confecciona piezas de manera artesanal en Madrid y busca transmitir cotidianidad de una manera elegante y natural. Esa sencillez y sofisticación que la define, vuelve a tenerse en cuenta en Murmur, la que promete ser una de las colecciones atemporales más especiales para el próximo otoño-invierno.

La gama de colores de Murmur es neutra, parte de marrones, azules y grises, como protagonistas indiscutibles, tonos que se adaptan al máximo al estilo actual de la mujer independiente y cosmopolita.

Una cápsula de 11 prendas presentadas en dos momentos, en septiembre y en diciembre, que se materializan en distintos bombers, abrigos, pantalones, faldas, jerséis, camisas, vestidos y bodies delicados.

Además, del mismo modo que la cápsula anterior, Midnight Blue, se sustenta en el savoir-faire, primando la calidad sobre la cantidad en un mundo sobreestimulado por la continua aparición de productos y nuevas marcas. Por ello, la firma trabaja bajo demanda para evitar la sobreproducción y ser más respetuosa con el medio ambiente, realizando colecciones de edición limitada y utilizando para la elaboración de las prendas materiales ecológicos o reciclados. Sus piezas resaltan por sus siluetas atrevidas y simplificadas y líneas escultóricas, la combinación perfecta para la visión timeless de la diseñadora.

La inspiración de la colección viene de la palabra ‘murmur’ en inglés, que significa ‘susurro’, y que la diseñadora define como: “Una voz suave y dulce, tan sonora como silenciosa. Tan imperceptible que, para poder escucharla, tienes que estar atento, lo que conlleva una complicidad implícita”. Un susurro se escucha en un ambiente íntimo y esa misma intimidad es en la que Moore se inspira para la colección al escoger las texturas y fibras naturales de las prendas de algodón, algodón satinado, seda elástica, cashmere, mohair y merino, así como los forros sostenibles y delicados que visten el interior.