Netflix

El juego del calamar se estrenó en Netflix el día 17 de septiembre y en menos de un mes se ha convertido en el mejor estreno de la plataforma. La ficción narra la historia de varias personas en riesgo de exclusión social y con serios problemas económicos que compiten en juegos infantiles tradicionales coreanos. Con un pequeño giro: el que pierde, muere. Un destino muy similar fue el que pudo tener la serie, en la que en un principio nadie confió.

En 2008, Hwang Dong-hyuk, el director de Los juegos del calamar, empezó a trabajar en un guion que le llevó un año escribir. Entonces, muchos pensaron que no tendría éxito y que era muy poco comercial. Por ello, no consiguió financiación para llevarlo hacia adelante y tuvo que dejar el proyecto en suspenso. Era imposible afrontar la creación de la serie. «En ese momento, resultaba muy excéntrica y violenta», revela el director.

Diez años más tarde, llegó Netflix e hizo realidad su sueño. Hwang Dong-hyuk pudo por fin retomar la historia y ponerse manos a la obra. «Gracias a Netflix desaparecieron los límites, y conté con toda la libertad creativa para trabajar a mi manera», cuenta. Fue la oportunidad para expandir la historia hasta convertirla en una serie que está conquistando al público de todo el mundo.

Incluso con Netflix tras el proyecto, hubo alguna cuestión complicada de conseguir, como la réplica de las callejuelas de los barrios coreanos de la década de los setenta. Para brillar, han sido necesarias grandes dosis de realismo y detallismo. Y mucho color en todos los escenarios y en el vestuario.

No parece haber nada que le falte a esta ficción coreana. Y ante tal éxito, aparece la oportunidad de hacer caja. La primera la de Netflix, que cuenta en su tienda online con diversas camisetas y sudaderas inspiradas en los juegos de la serie, con precios que rondan entre los 40 y 50 dólares (entre 34,50 y 43,12 euros).

Además, la plataforma ha hecho una colaboración con Walmart para lanzar más merchandising. Aunque parece que tanto las tiendas en línea como físicas les han pasado por la derecha: los monos que usan los personajes de la serie a modo de uniforme de competición se pueden encontrar a la venta en tiendas como Amazon. Y tanto en esta como en otras tiendas es posible comprar toda clase de objetos: llaveros, relojes, pendientes, despertadores, figuras de colección…

‘El juego del calamar’, en cifras

Desde su estreno ha conseguido 111 millones de visualizaciones en sólo 17 días. Se ha convertido en el mejor estreno en la historia de la plataforma. Por detrás en el ranking se encuentran Los Bridgerton (82 millones), Lupin (76 millones) y The Witcher (76 millones).

Durante los primeros 10 días en la plataforma fue la serie más vista de la plataforma en un total de 90 países.

El presupuesto total de la producción ha sido de 20.000 millones de wones surcoreano (14,46 millones de euros), según ha informado Today Online.

Cada capítulo ha costado 2.500 millones de wones surcoreano, que se traduce en 1,8 millones de euros, ha costado cada capítulo de la ficción, que dura un total de 60 minutos cada uno.