“Me gustan las mujeres, me gusta el vino…” entonaba Julio Iglesias en su canción Soy un truhán, soy un señor. ¡Y qué razón! El vino es una de las bebidas más consumidas en el planeta: se estima que el consumo mundial en 2020 ascendió a 234 millones de hectolitros (hL), lo que supone una caída del 3% en comparación al año anterior, registrándose así el nivel más bajo de consumo desde 2002, según el último informe de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Por su parte, la producción mundial de vino, excluidos zumos y mostos, en 2020 se estima en 260 millones de hL (+1% frente a 2019), un nivel ligeramente por debajo de la media por segundo año consecutivo; mientras que la superficie del viñedo mundial se estima en 7,3 millones de hectáreas (ha), estable desde 2017.

El pasado año, marcado por la pandemia, el mercado de las exportaciones mundiales de vino se contrajo ligeramente en volumen, alcanzando los 105,8 millones de hL (−1,7% en comparación a 2019), pero ha experimentado una caída bastante considerable en valor, con 29.600 millones de euros (−6,7% frente a 2019).

Las significativas revisiones de datos a la baja en la superficie de viñedo, la producción y el consumo de vino en China, junto con la marcada disminución en las importaciones de vino, señalan –según el informe de la OIV– el probable final de la tendencia de rápido crecimiento iniciada hace 20 años.

Sin embargo, la importancia del vino entre la población es tan importante, que es la propia oferta y demanda la que muchas veces marca su precio, incluso llegando a alcanzar las cinco cifras. Os presentamos ocho de los vinos más caros (y exclusivos) del mundo:

Domaine de La Romanée-Conti

La Romanée Conti es posiblemente el vino más deseado y valorado del mundo. Proviene del Grand Cru que le da nombre, en el pueblo de Vosne-Romanée en Borgoña. Su precio, dependiendo de la añada, oscila entre los 20.000 y los 30.000 euros.

AurumRed Gold

Arte, Pasión y Dedicación. Así definen sus creadores a este vino de producción única limitada a 300 botellas al año, obtenidas de vides de más de 100 años. AurumRed AurumRed Gold Series va acompañado de una medalla con dos carpas de oro de 18K para compartir en un momento muy especial. Su precio: 25.000 euros/botella.

Egon Müller Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese

Los vinos de la Bodega Scharzhof Egon Müller son únicos en el mundo por su sutileza, elegancia y profundidad debido a la peculiar mineralidad del famoso pago Scharzhofberg considerado uno de los mejores viñedos de Riesling a nivel internacional. Su precio medio ronda los 10.000 euros.

Château Lafite

El viñedo de Château Lafite Rothschild es uno de los más grandes la región de Médoc (Burdeos, Francia) y produce cerca de 35.000 cajas anualmente, de las que entre 15.000 y 25.000 corresponden a su famoso primer cru. Su precio oscila en torno a los 10.000 euros, aunque esta cifra podría llegar a ser muy superior como ya ocurrió con una botella de Château Lafite Rothschild de la cosecha de 1787 que se vendió en la londinense Christie’s por unos 135.000 euros. Este caldo alcanzó tal cantidad debido a su calidad y antigüedad, pero también porque había pertenecido a la colección privada de Thomas Jefferson, tercer presidente de Estados Unidos.

Château d’Yquem

Château d’Yquem es un vino Premier Cru Supérieur procedente de la región de Sauternes, en la parte meridional del viñedo de Burdeos, que se caracteriza por su complejidad, concentración, dulzura y longevidad. Se llegaron a pagar 87.000 euros, lo que le ha convertido en uno de los vinos más caros del mundo.

Penfolds

Penfolds continua esforzándose día tras día a pesar del gran éxito cosechado a lo largo de sus más de 175 años de historia. Prueba de ello es su Block 42 2004, por el que se han llegado a pagar más de 140.000 euros. Lo que hace que este caldo sea tan especial es que la bodega únicamente pone a la venta 12 botellas… ¡por década!

Cabernet Sauvignon Screaming Eagle

El vino más caro de Estados Unidos se produce de forma limitada en la bodega Screaming Eagle, situada en el condado de Napa (California) y su historia es bastante reciente –fue fundada en 1989. Pero su juventud no ha sido un impedimento para que se elabore un vino de muy alta calidad. Tanto es así que por una botella de Screaming Eagle Cabernet Sauvignon 1992 se han llegado a pagar más de 400.000 euros en una subasta benéfica en el año 2000.

Cheval Blanc

La bodega Château Cheval Blanc, en la región de Burdeos (Francia), elabora uno de los vinos más especiales del mundo y es que se pagaron casi 225.000 euros por una botella imperial de Château Cheval Blanc 1947 que fue subastada y vendida en 2010 en la sala de subastas Christie’s de Ginebra. Se producen unas 6.000 cajas de media al año de este Premier Grand Cru Classé (A).