Esto es lo que tiene que hacer Tesla para crecer en China

Esto es lo que tiene que hacer Tesla para crecer en China

Considerar que el Gobierno es el primer cliente.
En China hay dos mercados: el gobierno y el consumidor. Antes de que Tesla se gane el afecto de los consumidores, necesita el beneplácito del gobierno. Por eso, no tiene más remedio que arrodillarse ante los funcionarios del Estado, le guste o no, y tendrá que declarar a lo largo y a lo ancho que China es el líder indiscutible en los vehículos eléctricos. Tesla simplemente está ahí para “apoyar la causa”.

Esto es lo que tiene que hacer Tesla para crecer en China

Entrar.
Para ganar en China, Tesla tiene que construir su producto en el “Reino Medio”. Mercedes, BMW, Audi, Land Rover o Cadillac ya lo hacen. Tesla importa desde California y China le castiga con altos impuestos y derechos de importación. Si un Modelo S cuesta en EE.UU 85.000 dólares, en China el precio asciende a 123.000 dólares. Abrir una fábrica en China también es una muestra de confianza y compromiso hacia el país asiático.

Esto es lo que tiene que hacer Tesla para crecer en China

Mejorar el servicio de atención personalizada.
La cultura distante de Tesla resulta muy fría para los clientes chinos. Sea cuál sea el motivo de esta “forma de ser” empresarial, Tesla debe mejorar el trato casi reverencial hacia los compradores de automóviles de lujo que están al nivel de Porsche, Mercedes y Land Rover.

Esto es lo que tiene que hacer Tesla para crecer en China

Ser constante.
Los inversores multimillonarios chinos están apoyando a nuevas empresas para generarle enemigos a Tesla. Algunos de estos nombres son Faraday Future, Karma, Future Mobility, NestEV o Atieva. Han contratado parte del talento de Tesla y esperan lanzar sus productos en 2018. No hay duda de que el gobierno chino ve más favorable todo lo que tenga la huella “china”. Tesla tendrá que ponerse las pilas y saber aprovechar su tecnología y diseño.

Esto es lo que tiene que hacer Tesla para crecer en China

Aprovechar la población china que hay en Estados Unidos.
Por suerte para Tesla, hay miles de chinos ricos en Estados Unidos: estudiantes, empleados o visitantes por turismo. Las empresas chinas invirtieron 18.000 millones de dólares en Estados Unidos durante la primera mitad de 2016, la mayor cifra de todos los tiempos. La población china representa un tercio de todos los estudiantes internacionales en Estados Unidos. Tienen mucho dinero. Por eso, Tesla tiene que aprovecharlo y conseguir que sean ellos los que prueben los vehículos de Musk en Estados Unidos para que quieran llevárselos a casa. Tesla ganará en China cuando Elon y compañía entiendan que no basta con ser impresionante, también hay que ser agradable.

[td_smart_list_end]