En el verano de 2017, el Paris Saint-Germain (PSG) fichó a Neymar. El club galo pagase la cláusula de 222 millones de euros por el futbolista y llegó a un acuerdo con él para que jugase las siguientes cinco temporadas (hasta 2022) a razón de 30 millones de euros netos más bonus. Así ocurrió el fichaje que, hasta la fecha, sigue siendo la mayor transferencia de la historia del fútbol.

Por si el sueldo del brasileño sonase a poco, en 2018, el periódico portugués Diário Record publicó que el jugador ganaba —además de su salario— un bonus de 375.000 euros por aplaudir a los aficionados del club. Otros medios se hicieron eco rápidamente de una información que Neymar no tardó en desmentir a través de su cuentta de Twitter.

Ahora, resurgen los rumores de un posible bonus. En esta ocasión lo publica El Mundo en una exclusiva en la que dice que el futbolista brasileño recibe 541.680 euros brutos al mes —375.000 euros netos mensuales— por ser «cortés, puntual, amable y estar a disposición de los aficionados». Además, tiene prohibido criticar públicamente los planteamientos tácticos del club.

Según la información publicada, el contrato de Neymar con el PSG incluiría un «bonus ético» que le garantiza automáticamente unos ingresos de poco más de 6,5 millones de euros brutos anuales –4,5 millones netos al año– por mantener un comportamiento ejemplar con los fans del club parisino. Y no sería el único jugador que recibe este tipo de primas.

A diferencia de lo ocurrido en 2018, Neymar aún no se ha pronunciado al respecto.