Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Ángel Cano (BBVA): 46,502 millones.
Ex consejero delegado. En septiembre de 2009 fue nombrado consejero delegado del BBVA y en 4 de mayo de 2015, despedido tras garantizarse una pensión de 45,209 millones de euros. El año pasado pactó cobrar una pensión de forma vitalicia a razón de unos 1,8 millones brutos al año.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Javier Monzón (Indra): 15,9 millones.
Ex presidente ejecutivo. Presidente de Indra hasta el 29 de enero de 2015, fue destituido tras aflorar pérdidas millonarias en la empresa tecnológica, abocada a un ERE para 1.750 empleados presentado en agosto. Monzón se fue a casa con una pensión de 12,1 millones.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Felipe Benjumea (Abengoa): 15,67 millones.
Ex presidente ejecutivo. El presidente ejecutivo de Abengoa hasta el pasado 23 de septiembre se anotó 4,484 millones en indemnizaciones, 7 millones en “otros conceptos”, 3,304 millones en “retribución variable a corto plazo”, 814.000 euros por salario y otros 68.000 euros en dietas. Tras su dimisión, la compañía andaluza recontrató a Benjumea como asesor a cambio de más de un millón de euros al año.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Juan Béjar (FCC): 14,96 millones.
Ex consejero delegado. Béjar fue vicepresidente segundo y consejero delegado de la constructora desde enero de 2013 hasta agosto pasado, cuando fue despedido tras el desembarco en el capital de la compañía del multimillonario mexicano Carlos Slim, que se ha convertido en primer accionista de la empresa antes controlada por la familia Koplowitz. Béjar recibió un sueldo de 2 millones de euros, 4,2 millones en retribución variable a corto plazo y 34.000 euros en dietas, más casi 8,4 millones de indemnización. En 2015, FCC perdió 46,3 millones de euros, un 93% menos que un año antes.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Pablo Isla (Inditex): 12,17 millones.
Presidente ejecutivo. El presidente ejecutivo Inditex incrementó su retribución un 53,4% el año pasado tras un nuevo récord de beneficios (2.875 millones, un 15% más) y ventas para la compañía que controla Amancio Ortega. Isla recibió 3,25 millones de euros en sueldos, 100.000 euros de remuneración fija, 3,3 millones de euros en variable a corto plazo y 5,52 millones de retribución variable a largo plazo.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Carlos de Palacio Oriol (Talgo): 11,244 millones.
Presidente ejecutivo. El presidente ejecutivo del grupo ferroviario recibió la mayor parte esa retribución en forma de acciones: un paquete de 1.165.942 títulos de Talgo valorados entonces en 10,785 millones de euros.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

José María Oriol Fabra (Talgo): 11,178 millones.
Consejero delegado. El consejero delegado de Talgo recibió un paquete de acciones equivalente al entregado al presidente coincidiendo con la salida a Bolsa del grupo, que ha resultado ser un fiasco para los inversores.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Willie Walsh (IAG): 9,706 millones.
Consejero delegado. La retribución del consejero delegado del grupo de aerolíneas, responsable de la reestructuración de British Airways e Iberia, se han cuadruplicado desde la creación de la compañía en 2011, cuando el irlandés cobró unos 2,1 millones de euros. El año pasado, IAG ganó 1.516 millones de euros, un 51% más.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola): 9,509 millones.
Presidente ejecutivo. El presidente ejecutivo de Iberdrola, que el año pasado cobró un 4% más, cumplirá el próximo martes quince años como máximo responsable de la primera eléctrica española. En estos tres lustros, acumula una retribución superior a los 100 millones de euros, entre sueldo y acciones.

Los peces gordos de la bolsa española se repartieron 252 millones en 2015

Íñigo Meirás (Ferrovial): 8,87 millones.
Consejero delegado. El consejero delegado de la constructora recibió una retribución de 8,87 millones de euros en 2015, un 70% más, tras la ejecución de unas opciones sobre acciones del año 2008. El año pasado, la compañía de la familia Del Pino ganó 720 millones, un 80% más.

[td_smart_list_end]