Los colores de la oficina afectan tu productividad

Azul El azul es relajante, sereno y proporciona paz y serenidad. Por eso está en tantas salas de espera en hospitales. Eso sí, no es vital ni recomendable para según qué oficinas, ya que muchas requieren un constante movimiento y fluir de ideas.

Los colores de la oficina afectan tu productividad

Amarillo Si pintas tu oficina de amarillo es probable que tu creatividad aumente, que estés más activo y con más ganas de trabajar. ¡Provoca muchísimo buen humor! Eso sí, puede llegar a resultar excesivo y cargante si es en un tono demasiado “chillón”.

Los colores de la oficina afectan tu productividad

Naranja Es el color más optimista, el más vital. Aunque se recomienda que, al igual que el amarillo, sea en tonos suaves. Debe estar además combinado con otros más tranquilos como el blanco.

Los colores de la oficina afectan tu productividad

Negro No debe pintarse jamás una oficina o lugar de trabajo completamente de negro, aunque sí pueden darse ciertos toques en éste color. Es elegante, estiloso y denota seguridad en uno mismo.

Los colores de la oficina afectan tu productividad

Pastel y blancos Son los más recomendados aunque, como hemos dicho antes, se pueden combinar con otros algo más estridentes.

[td_smart_list_end]