¿Cuál es el origen, la chispa primigenia de un proyecto empresarial que quiere ser competitivo y sobrevivir? Hoy más que nunca, el diseño está siendo más apreciado como motor de innovación, de diferenciación y de competitividad, que respalda la internacionalización de las empresas. Bien gestionado, el diseño identifica y crea oportunidades de mejora y permite transformar las industrias de la mano de la digitalización y la sostenibilidad. De ahí que cada vez más empresas integren estudios de diseño en sus planes y estrategias de negocio.

¿Y en la práctica? Lo cierto es que en el tejido empresarial permanecen algunas dudas sobre cómo enfocar la contratación de proyectos de diseño o rediseño, tanto a nivel público como privado. Siendo conscientes de esta necesidad, en los últimos meses tanto València Capital Mundial del Diseño 2022 (WDC2022) como la Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) han trabajado en el lanzamiento de la ‘Guía para la gestión y contratación de diseño’, una iniciativa pionera a la que se puede acceder a través de la web contratardiseño.es.

Con vocación de convertirse en una herramienta de referencia y orientación en la adecuada gestión y contratación de servicios de diseño, también aspira a apoyar a los profesionales y estudios del sector en su relación con los clientes. La plataforma web ha sido desarrollada por Copymouse, cooperativa de diseño con más de 10 años de trayectoria, con un enfoque muy práctico y una navegación sencilla e intuitiva. 

¿El objetivo? Que todas las partes involucradas obtengan resultados satisfactorios, ofreciendo desde información básica, las dinámicas sobre cómo se contratan estos proyectos y cuánto cuestan, los tipos de diseño que se pueden contratar, las distintas fórmulas de contratación, la regulación vigente, casos de éxito, etc. 

El reto del primer contacto y el ‘briefing’

Empezando por el principio, es necesario destacar el valor del primer contacto de empresas ajenas con el sector del diseño. En este momento es fundamental aclarar dudas y explicar cómo se desarrolla el proceso requiere de tiempo para intercambiar ideas y conceptos, generando un diálogo rico y eficaz entre las partes

«La falta de cultura de diseño a nivel general en nuestro país implica que son los profesionales los que debemos asistir desde un nivel muy básico, que a menudo empieza por rectificar el encargo y hacer preguntas concretas. Muchas veces lo que el cliente cree que necesita no se ajusta a la realidad y es donde empezará el encargo, analizando el briefing con necesidades y oportunidades», explica Xavi Calvo, director general de València Capital Mundial del Diseño 2022

En la plataforma se destacan también algunos casos de éxito concretos. Uno de ellos lo protagoniza Logopost. César Pardo, director general de la compañía, destaca tres aspectos estratégicos a la hora de contratar diseño: el objetivo principal y necesidades del proyecto; las ideas o referencias; y conocer el presupuesto. Para que el resultado sea óptimo, será indispensable realizar un análisis previo para conocer la situación de partida

Ayudará —y mucho— que la empresa contratante apueste por el diseño desde el principio. «Cuanto antes se cuente con el equipo o profesional del diseño en un proyecto, mayor será la probabilidad de dar con la solución más eficaz y reducir el riesgo de incurrir en decisiones fallidas que, una vez tomadas, resultan difíciles o caras revertir», destaca María Navarro, gerente de la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana (ADCV). 

Guía de Contratación

Como el diseño tiene múltiples usos que se adaptan según las necesidades de cada empresa, por lo que la primera cuestión que debe responder una empresa es ¿para qué quiero contratar diseño? Según Navarro, dependiendo del objetivo necesitará un equipo o profesional con un determinado perfil, trayectoria o especialización. 

Preparar un buen briefing, donde se recoge la información necesaria para presentar el encargo de manera precisa y lo más completa posible es un segundo paso fundamental. ¿Y qué debe contener? Pues información descriptiva sobre la empresa y el mercado, con calendarios y plazos, datos sobre el producto a desarrollar, sus usos y requerimientos formales, el público objetivo, los canales, etc. Pero también debe integrar un apartado más inspiracional sobre el proyecto y su motivación, objetivos y expectativas.

También es decisiva la confianza que se deposita en el equipo de diseño, estrechamente relacionada con la experiencia previa y la cultura corporativa vinculada al diseño que existe en la empresa que encarga el proyecto.

Desde Profiltek Spain, también reconocida como caso de éxito, ponen el acento en la reflexión previa para generar una visión compartida para el proyecto, que debe estar bien enmarcado en la estrategia general de la empresa. Esteban Azcuénaga, su director general, pone el acento en la necesidad de «estar abiertos al cambio, a desarrollar las oportunidades que aparezcan en el propio proceso de diseño, así como a la diferenciación que puedan aportar visiones externas, menos endogámicas que las desarrolladas desde el core de una empresa».

El impacto de los proyectos de diseño en los negocios

El diseño aporta rentabilidad, eficiencia, imagen, diferenciación y sostenibilidad. El diseño puede mejorar el impacto medioambiental de una compañía, redefiniendo los productos, servicios y procesos desde una perspectiva sostenible. 

Así lo expresa Soledat Berbegal, consejera y directora de reputación de marca de ACTIU. «La misión del diseño es mejorar la vida de las personas, en las soluciones que les aporta para el día a día, generando así bienestar para el usuario de un determinado producto o servicio, al igual que para el planeta. Las empresas necesitan diseño porque es rentable y una carta de presentación inmejorable», apunta.

Los últimos años han sido decisivos, al ofrecer mayor claridad sobre la necesidad de que el diseño esté integrado en la propia estrategia empresarial, en el mismo plan de negocio y su aplicación en todos los ámbitos de la compañía (producto, online, comunicaciones, packaging…) influye para el posicionamiento global de las empresas, apostar por el diseño es un valor asegurado.

«Todo producto comienza con un diseño. Que este sea bueno depende de la funcionalidad, nos puede gustar más o menos estéticamente, pero si cumple los objetivos de funcionalidad que necesitan los usuarios, el diseño está aportando valor al producto y por lo tanto a la empresa. Esto siempre se refleja en un impacto económico positivo», insiste César Pardo.

Presentación de la Guía de Contratación.

El diseño está en el aire: todo lo que nos rodea ha surgido del diseño. La capacidad para ofrecer soluciones a proyectos muy diversos aporta valor, aunque falta trabajar en visibilizar esa aportación. 

«Estamos en un momento positivo, mucho mejor que en años anteriores, pero deberíamos orientar ese trabajo de comunicación a fomentar el valor del diseño desde la base, es decir, desde los propios colegios. Que se transmita la importancia del diseño como una herramienta de transformación y mejora de la sociedad, de las empresas y del día a día de las personas y de su calidad de vida», destaca Soledat Berbegal, que insiste en mostrar el diseño al mundo como algo más accesible, relevante y cercano. 

¿Por qué contratar diseño? Bien gestionado, es una inversión rentable que produce innovación y favorece el éxito empresarial. Así lo confirman diversos estudios que en los últimos años han desarrollado el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas o de la Agencia Valenciana de la Innovación junto a la ADCV. 

Los resultados ponen de relieve lo decisiva que es esta apuesta: las empresas valencianas intensivas en diseño son un 29% más productivas, un 19% más rentables y el triple de exportadoras, facturando en total un 66% más y generando además un 8,5% más de empleo. 

«El momento en que una empresa incorpora el diseño a su estrategia a largo plazo, ese momento en el que hace el cambio a entenderlo como inversión y no como gasto, los beneficios en varios planos de gestión son inmediatos«, señala Xavier Calvo. 

Precisamente esta es una de las metas que se ha planteado Valencia tras obtener la capitalidad mundial del diseño, concedida por la World Design Organization: poner en valor la trayectoria de cuatro décadas de evolución de la industria del diseño en la capital del Turia y consolidar una identidad única y reconocible en cualquier rincón del mundo. 

«El diseño potencia la capacidad de adaptación al cambio, cuestión que está directamente relacionada con el liderazgo y la ventaja competitiva empresarial», destaca María Navarro, que insiste en que esto es clave no solo para grandes empresas, también para pymes, sin necesidad de acometer grandes inversiones en I+D. 

El diseño puede ayudar a integrar la circularidad y la sostenibilidad en la empresa, a definir un nuevo posicionamiento en el mercado o facilitar su adecuación a los nuevos hábitos de consumo. Y aporta diferenciación en los mercados occidentales, dotándolas de competitividad frente a la oferta de otras latitudes del mundo, imbatibles en cuanto a costes. 

Para Esteban Azcuénaga, los mejores resultados se obtienen no solo cuando las empresas gestionan mejor el diseño a nivel interno, sino también cuando se abren y valoran las aportaciones de especialistas del diseño ajenos a dichas organizaciones. 

La guía para la contratación de diseño es una herramienta clave para las empresas que nacen y las que necesitan renovarse. O, mejor dicho, rediseñarse para irrumpir con una propuesta de valor innovadora, que amplíe sus mercados potenciales y que las diferencie. 

Algunos casos de éxito

Logopost ha sido el estudio elegido para diseñar del nuevo modelo de oficina para Santander Private Banking, poniendo en el centro a los usuarios, sin dejar de lado las reuniones y basándose en conceptos arquitectónicos puros y únicos. ¿El resultado? Un espacio exclusivo, sostenible y tecnológico, en el que tanto clientes como trabajadores se sientan identificados. 

El proyecto Talent de Actiu ha sido reconocido por aportar flexibilidad a espacios de trabajo. Es un sistema de mesas móviles, abatibles y elevables que no necesita conexión eléctrica y que aporta una gran versatilidad a espacios polivalentes. Reflejo de su apuesta transversal es el Premio Nacional de Diseño que recibió en 2017. 

En el caso de Profiltek Spain, diseñaron el sistema Konvert Solution, un sistema modular práctico e ingenioso para transformar la bañera en una ducha y aprovechar el espacio sobrante para crear una zona de almacenaje. El sistema ha sido ampliado a una variedad de modelos y acabados de mamparas para conseguir una mayor personalización.

Por su parte Teika, que distribuye máquinas expendedoras automáticas a través de un servicio personalizado, también ha sido destacada por su proyecto de personalización y adaptación del diseño de los puntos de venta de máquinas automáticas, con una combinación de colores que capta la atención del usuario de forma sutil y relajada.