Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

Haz un trabajo excepcional. Unas prácticas son, ante todo, un trabajo, no un lugar al que vas a pasar el rato. Esto significa que tienes que tener una actitud profesional y estar dispuesto a ir más allá de lo que tus jefes te pidan. Considera tu puesto de becario como el inicio de tu futuro profesional.

Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

Estate despierto. Ofrécete para ayudar o para formar parte de las reuniones. Interésate por saber de la empresa y por el modo de trabajar de sus empleados.

Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

Añade valor. Deja huella en la empresa desde el primer día y ofrece tu talento con el fin de mejorar la compañía.

Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

Demuestra tus intenciones. Preocúpate por saber cómo vas evolucionando. Concreta una reunión con el director de Recursos Humanos para revisar tu rendimiento durante el periodo de prácticas. Sobre todo, demuestra tu interés en quedarte en la empresa y pregunta por las posibilidades que hay.

Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

No pierdas el contacto. Si te gusta la empresa y te gustaría trabajar ahí pero no hay trabajo, mantén el contacto con el director de Recursos Humanos y con tus compañeros de trabajo.

Cómo convertir una beca de verano en una oferta de trabajo

Una vez haya concluido tu periodo de prácticas, si no hay trabajo, busca en empresas parecidas, solicita referencias y recomendaciones. Sobre todo, no te quedes quieto.

[td_smart_list_end]