El verdadero coste de tus hábitos de compra

El verdadero coste de tus hábitos de compra

La ropa. La industria de la ropa en Estados Unidos hoy en día es un negocio 12 mil millones de dólares y las familias estadounidenses gastan un promedio de 1.700 dólares en la ropa al año, según la Oficina de Estadística Laboral. Las cifras en dólares son de poca importancia ya que representa sólo el 3,5% de los gastos de una familia, como media.

El verdadero coste de tus hábitos de compra

Sería significativo si ese dinero se destinara a lo que realmente es de primera necesidad. Pero la realidad es que, en gran parte, se trata de un gasto innecesario. En 1930, la mujer estadounidense tenía un promedio de nueve conjuntos. Hoy, esa cifra ha ascendido a 30 – casi uno para cada día del mes.

El verdadero coste de tus hábitos de compra

Para almacenar todos esos “caprichos”, cada vez necesitamos más espacio. Por lo que construimos y compramos casas más grandes. El tamaño medio de una nueva casa hoy se sitúa en 200 metros cuadrados frente a los 90 metros cuadrados en 1950, al igual que el tamaño de la familia también se ha ido reduciendo. Por supuesto, la ropa solo llena una pequeña porción de essas casas. El resto de estas viviendas requiere muchas otras compras (muebles, decoración, cocina, juguetes, electrónica…)

El verdadero coste de tus hábitos de compra

Un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles expuso que tres de cada cuatro garajes en casas de familias de clase media están tan llenos de cosas, sin dejar espacio para el coche.

El verdadero coste de tus hábitos de compra

Todo almacenamiento tiene sus límites. Cuando no sabes qué hacer con todas tus cosas, toca llamar a un transportista y pagar para deshacerte de todo aquello que hace unos meses considerabas “la compra de tu vida”.

El verdadero coste de tus hábitos de compra

En otras palabras, nos gastamos el dinero en el gasto, por lo que terminamos gastando dinero descartar todo nuestro almacén de “sobras”. Al final pagamos para mantener los vertederos donde depositamos todos nuestros caprichos.

El verdadero coste de tus hábitos de compra

¡Pero el coste de las compras no termina ahí! También pagas el tiempo y la salud mental. Hay que tener tiempo para mantener todas esas cosas. Una casa grande no se limpia sola. Puede que tengas que pagar a alguien para limpiarlo o tomarte un tiempo para limpiarlo. Además de que todos esos 30 conjuntos deben lavarse y plancharse.

El verdadero coste de tus hábitos de compra

Todas estas compras y mantenimiento es un gasto en tiempo (podrías estar haciendo otras cosas: aficiones, ejercicio, dormir, pasar tiempo con tu familia…). El estudio de la UCLA encontró que la gestión del volumen de sus posesiones es tan grave que eleva los niveles de hormonas de estrés para muchas padres. Entonces, ¿cuál es la respuesta?

El verdadero coste de tus hábitos de compra

Cambie su enfoque de ahorrar dinero en artículos individuales y la compra de artículos de calidad que vayan a durar mucho tiempo. En lugar de comprar 19 camisetas baratas, invierte en tres blusas bonitas de calidad. Y olvídate de la “terapia de compras”.

[td_smart_list_end]