Foto: Getty Images

Según los datos publicados por el Banco de España la deuda del conjunto de las administraciones públicas cerró junio en 1.425.620 millones de euros, lo que sitúa el ratio de deuda nominal de los últimos cuatro meses en el 122,1% del PIB, por encima del objetivo establecido en el Plan de Estabilidad del 119,5% del PIB.

Tras crecer casi un 1,7% en tasa mensual, se aprecia que la deuda pública acumulada encadena ya dos meses consecutivos al alza.

Respecto al mes de junio de 2020, la deuda se ha incrementado en 134.607 millones de euros, lo que supone un repunte del 10,4%, como consecuencia de la crisis del coronavirus, que ha recortado los ingresos y ha elevado los gastos para financiar las medidas de apoyo aprobadas.

Este nuevo repunte de la deuda en junio se debe al alza del endeudamiento de todas las administraciones. Concretamente, la deuda del Estado, que ha tenido que asumir un esfuerzo extra de gasto debido al impacto de la crisis del coronavirus, se situó en junio en 1,23 billones de euros, 19.632 millones más que en mayo (+1,6%), mientras que en tasa interanual repunta un 7%.

Las comunidades autónomas elevaron su deuda en junio un 1,1% respecto al mes anterior, hasta los 312.929 millones de euros, un 2,4% más que en junio de 2020. Las corporaciones locales también incrementaron su deuda en junio, un 0,2% respecto al mes de mayo, hasta los 22.689 millones de euros. No obstante, esta cifra es un 9,3% inferior a la que registraban en junio de 2020.

Por último, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social se elevó un 7,6% en junio respecto al mes anterior, hasta un máximo de 91.855 millones de euros. En términos interanuales, es decir, respecto a junio de 2020, la deuda de la Seguridad Social se ha disparado un 33,4% debido a los préstamos concedidos por el Estado para financiar su déficit presupuestario.