El éxito en el trabajo puede permitirnos ascender y con ello, ganar un mejor sueldo aumentando las responsabilidades que ostentamos. Esto puede producirse continuamente hasta encontrarte en una posición elevada dentro de la compañía. Las promociones laborales pueden llevarse a cabo hasta el punto de sentirte sobrepasado por las circunstancias en un territorio desconocido para ti. Estas situaciones pueden provocar estrés en las personas que las sufren. Administrar equipos de personas es algo complicado y no todos cuentan con la formación específica adecuada.

Gestionar grupos de personas es la parte más complicada del éxito. Se crean conflictos en el lugar de trabajo que pueden provocar tensiones que afectan a las labores diarias. Esto puede llevar a los líderes al agotamiento emocional y convertir el éxito en estrés.

#743498

El estrés es una reacción fisiológica de nuestro cuerpo en la que nuestros mecanismos de defensa se activan para afrontar una situación que se percibe como una amenaza. Los factores estresantes son las situaciones que provocan estrés. Son los estímulos que provocan la desestabilización de muestro cuerpo. Para conocer y aliviar el estrés se han estudiado sus causas y se han clasificado estas diez categorías: situaciones que fuerzan nuestro cerebro, estímulos, amenazas, enfermedades y adicciones, aislamiento, presión grupal, bloqueos en nuestros intereses, no conseguir objetivos planeados, frustración y relaciones sociales difíciles.

El estrés del éxito puede ser controlado si adquirimos conocimientos en inteligencia emocional y psicología. Existen patrones comunes de comportamiento que pueden darse en el lugar de trabajo creando conflictos ente los empleados. Aprendiendo a identificarlos podrás conocer la raíz de los problemas que hay dentro de tu equipo, que provocan la ruptura del ambiente positivo y colaborativo. De esta manera la fuente que te provoca estrés estará controlada y podrás centrarte en mejorar las habilidades que te han llevado al éxito y disfrutar las recompensas por el esfuerzo realizado.