El fracaso está en todas partes.

Hay historias interminables sobre el fracaso y lo que los empresarios hacen para superarlo. Si leemos sobre los fracasos y éxitos de personas como Tony Robbins o Elon Musk, vemos que se trata de una situación más que común en el camino del emprendimiento.

Musk está coqueteando con el fracaso todo el tiempo. De hecho, tiene su cuota de escépticos y críticos que no piensan que vaya a tener éxito con su Gigafactory o Ciudad Solar, por ejemplo. La gente sigue siendo bastante escéptica sobre que SpaceX llegue a Marte o que Musk pueda entregar los envíos de Tesla Modelo 3 a tiempo.

No verás a menudo historias sobre personas que fracasaron, huyeron de la oportunidad, y luego se apartaron del camino que se habían marcado. Las frecuentemente citadas son lecciones icónicas sobre el fracaso de personajes como Abraham Lincoln, Thomas Edison, Walt Disney o una de las autoras más famosas del siglo, J.K. Rowling.

¿Quién no ha tenido una mala entrevista, una venta perdida, una revisión negativa o una oportunidad desaprovechada? Pueden causar una gama de reacciones – incluso dolor emocional o físico. Muchos se ponen a la defensiva y buscan excusas para justificar la pérdida. Las personas que triunfan en tiempos de fracaso saben cómo ver la situación, superar sus temores y recuperar el control.
La experiencia del fracaso cambia tu interpretación del mundo. Puede distorsionar tus percepciones, crear sentimientos conscientes y subconscientes de negatividad, y hacer que tu futuro parezca inalcanzable. Sólo tú puedes cambiar tu experiencia interna de miedo y pesimismo al optimismo.

Tome el control sobre el fracaso para cambiar su futuro.
Antes de tratar de ver un fracaso como una fuerza en el contexto de la iniciativa empresarial, es necesario eliminar el negativo monólogo interior que tienes en marcha. Si estás luchando para ver lo bueno frente al fracaso, prueba estas técnicas para recuperar el control:

Utilizar la psicología. La gente no necesita luchar con problemas clínicos de salud mental para beneficiarse de los principios de la terapia moderna. Explorar diversos modelos de terapia, como la terapia cognitivo-conductual para superar los temores subyacentes asociados con el fracaso y aprender nuevas formas de hacer frente en el futuro pueden ayudarte y mucho en tu carrera.

Identifique la razón del fracaso. Enfrentar la causa del fracaso y aprender de ella. Hay tres tipos principales de fracaso: prevenible, inevitable e inteligente. Cada uno surge de errores situacionales o humanos y se pueden plantear acciones correctivas para otras ocasiones futuras.

Esté listo para contar la historia. Puede barrer algunos fallos bajo la alfombra y nadie le preguntará. Como empresario, sin embargo, usted puede hacer frente a preguntas sobre su pasado que debe responder con confianza y honestidad. Describa lo que sucedió, identifique el tipo de fracaso y sus circunstancias y describa su respuesta. Si tomó medidas correctivas efectivas para suavizar la derrota o más tarde decidió cambiar de método e intentarlo de nuevo, perseveró. La perseverancia es un rasgo esencial para el éxito empresarial.