Cala Saladeta en Ibiza. Foto: Sean Gallup/Getty Images

Una pop-up de ROKA, una nueva sede de Hauser & Wirth y varios hoteles se suman a las muchas razones por las que los viajeros eligen como su destino vacacional las pintorescas Baleares. Estas islas son un gran atractivo por su paisaje escarpado y sus costas arenosas, su estilo de vida relajado, sus ciudades históricas y el famoso ambiente de fiesta de Ibiza. Estas son las cinco aperturas más esperadas de este verano:

Hauser & Wirth Menorca

Emplazado en la Isla del Rey, Hauser & Wirth Menorca reinventa el panorama artístico menorquín conservando los edificios históricos y conectando con el entorno y la comunidad local. La firma alemana, que representa a más de 75 artistas de todo el mundo, ha transformado un espacio de 1.500 metros cuadrados en un centro de arte diseñado para albergar un espacio expositivo con ocho galerías, así como un programa educativo de charlas y talleres en los que participan tanto los visitantes como la comunidad local.

Hauser & Wirth Menorca está ubicada en la Isla del Rey. Foto: Hauser & Wirth Menorca

El proyecto de conservación cultural y natural —que ha durado dos años— se ha llevado a cabo en colaboración con La Fundación Hospital de la Isla del Rey y el Ayuntamiento de Mahón. El centro se inaugura este mes de julio con una exposición titulada Masas y movimientos, que muestra nuevas pinturas y esculturas del artista contemporáneo Mark Bradford.

ROKA Mallorca en el Cap Vermell Grand Hotel Mallorca

ROKA Mallorca tendrá sus puertas abiertas durante la temporada de verano en Cap Vermell Grand Hotel Mallorca, situado en un valle aislado en la costa este de la isla. El primer restaurante pop-up de la marca japonesa operará hasta el próximo 12 de septiembre y contará con un comedor al aire libre, el bar y la cabina del DJ. Mesas de madera oscura, textiles de color carbón y arcilla, y elementos de cobre cepillado decoran la terraza de 585 metros cuadrados con zona de césped.

Una de las creaciones de ROKA Mallorca. Foto: ROKA Mallorca

La firma traerá su inconfundible energía a este nuevo espacio, junto con su galardonado concepto robatayaki japonés (una técnica culinaria similar a la barbacoa) y su enfoque de la cocina japonesa moderna.

El hotel que acoge ROKA Mallorca es un complejo de lujo que refleja el estilo de un pueblo tradicional mallorquín en la cima de una colina, con referencias al arte local y al patrimonio cultural. Situado en un tranquilo valle rodeado de belleza natural, el complejo ofrece un lugar de evasión y promete crear experiencias únicas e inolvidables para todos los huéspedes.

Six Senses Ibiza

Six Senses abrió sus puertas el 10 de julio como el primer complejo turístico y residencial sostenible de Baleares con certificación BREEAM. El refugio, abierto todo el año, fusiona el enfoque sostenible con el aprecio por la cultura local, la comunidad y el estilo de vida de Ibiza.

Con una extensión de 20 hectáreas de terreno en el extremo norte de la isla, este flamante complejo turístico cuenta con una serie de lujosos alojamientos que incluyen residencias privadas y Cave Suites construidas en los acantilados de la costa; y cuatro restaurantes orgánicos dirigidos por el chef Eyal Shani, el maestro de la nueva cocina israelí.

Además, los huéspedes podrán disfrutar de un mercado agrícola, un spa Six Senses de 1.200 metros cuadrados que alberga el Rose Bar Longevity Lounge y la tienda Agora.

Casa Pacha Formentera

Como parte de la expansión del Grupo Pacha hacia los hoteles boutique de lujo, Casa Pacha acoge ahora a sus huéspedes en la isla de Formentera en un refugio de lujo ubicado en Migjorn, la playa más larga de la isla. Este hotel combina los interiores sencillos, pero elegantes, de Patricia Golden Studio, con un estilo de servicio relajado y una oferta de estilo de vida de inspiración balear.

El Beach Bar de Casa Pacha Formentera. Foto: Casa Pacha Formentera

Su restaurante ofrece platos de estilo mediterráneo y un menú de tapas al atardecer a sus huéspedes, que podrán relajarse con su oferta de bienestar que incluye yoga en la azotea y masajes bajo los pinos junto a las dunas de la costa.

El hotel apoyará las iniciativas locales de sostenibilidad a través de la Fundación para la Preservación de Ibiza y Formentera.

Can Ferrereta (Mallorca)

La familia Soldevila-Ferrer, que también es propietaria del Sant Francesc Hotel Singular de Palma, transformó esta emblemática residencia del siglo XVII en un edén de arquitectura, diseño y arte contemporáneo. Can Ferrereta está situado en el centro histórico de Santanyí, en el sureste de Mallorca y a escasa distancia de las mejores playas de la isla. Cuenta con 32 habitaciones y suites rodeadas de magníficos jardines para una estancia muy especial en un entorno único, dos restaurantes y un exclusivo spa.

OCRE Restaurant & Bar ofrece una gastronomía mediterránea, honesta y sin complicaciones, donde el mar y la tierra danzan bajo la batuta del chef Àlvar Albaladejo, cuya cocina está basada en los mejores productos del mercado de Santanyí y de la isla, con una cuidada selección de la materia prima.

Can Ferrereta (Mallorca). Foto: Can Ferrereta

La Fresca Restaurant & Pool Bar se ubica en el gran jardín central, al aire libre y junto a la piscina. Dispones de una zona interior con la posibilidad de uso privado. Un entorno más informal e idílico para disfrutar de su gastronomía mediterránea.

Para desconectar del mundo y estar en calma, los huéspedes del resort podrán disfrutar de las instalaciones de SACALMA SPA & WELLBEING y tratamientos personalizados con los que combatir el estrés del día a día y recuperar toda su energía.