Si estás sufriendo falta de sueño, una (o más) de estas cinco cosas podrían ser los culpables. Aquí hay cinco maneras de arruinar tu horario de sueño y algunos consejos para detenerlos.

No vayas con los trasnochadores
Si te quedas despierto toda la noche trabajando en proyectos durante la semana o pasando el rato con amigos el fin de semana, tu horario de sueño incoherente podría causarte síntomas similares a los del jet lag.

Para evitar sentir que acabas de salir de un vuelo de once horas de un país extranjero todos los días, trata de limitar tus largas noches a una por semana como máximo.

Una aplicación como Sleep Cycle puede ayudarte a realizar un seguimiento de tus hábitos de sueño y mantenerlo a tiempo. La aplicación rastrea tus hábitos de sueño durante toda la noche usando tu smartphone.

Tecnología en la cama
El ochenta y cinco por ciento del país tiene una conexión a Internet de alta velocidad, lo que significa que la mayoría de nosotros desplazarse por los medios de comunicación social, stream Netflix, es muy fácil. Lo que parece un hábito inofensivo antes de acostarse podría realmente mantenerte despierto cuando decidas cerrar los ojos.

Los informes muestran que la luz artificial en la noche puede alterar los productos químicos del cerebro que promueven el sueño. Si necesitas hacer el trabajo hasta la hora de acostarte, considera ir a la escuela vieja y usar un papel y una pluma por una hora o dos antes de acostarte. Si estás buscando algo para entretenerte antes de acostarte, intenta dar un paseo por la noche o leer un libro en lugar de ver la televisión o desplazarte por los medios sociales.

Consumo crónico
El consumo excesivo de alcohol puede realmente hacer un lío con tu ciclo de sueño. Daniel Jin Blum, PhD, un experto en el sueño en la Clínica de California, dice: “La bebida crónica puede resultar clave en la pérdida total de sueño de onda lenta (profunda), y también inhibe el sueño rápido del movimiento de los ojos (REM)”.

Café de la tarde
Los expertos recomiendan evitar la cafeína seis horas antes de acostarse, ya que es probable que sientas sus efectos durante horas después de haber tomado una taza de café o una lata de refresco.

La mayoría de nosotros todavía necesita un pick-me-up de la tarde para mantenerse productivo, por lo que probablemente tendrás que encontrar un reemplazo para tu cafeína. Trata de hacer una caminata de veinte minutos o escuchar música de concentración cuando te cansas. Estas alternativas te ayudarán a combatir la depresión de la tarde sin sacrificar tu capacidad para dormir cuando llegues a casa.

Trabajar en el interior
Hablando de tus hábitos de oficina, sentarte en un escritorio durante todo el día puede afectar tu ciclo de sueño. El Dr. Blum dice: “Trabajar en una oficina todo el día hace que sea más difícil para tu cuerpo reconocer la diferencia entre el día y la noche y esto puede desordenar la capacidad de tu cuerpo para producir melatonina”.