La mayoría de los empresarios entienden que el trabajo en red es parte del negocio. Pero muchos fundadores piensan que pueden dar forma a sus productos en relativo aislamiento, y buscar ayuda externa sólo cuando sea absolutamente necesario. O bien les gusta trabajar en red, pero sólo con personas de ideas afines que trabajan en la misma industria o tienen antecedentes similares. Aquellos que se autolimitan en la construcción de relaciones están perdiendo oportunidades para conocer gente que podría agregar un importante valor a su negocio. Sobre todo si se es un emprendedor primerizo, aquí hay algunos tipos de personas con las que debería tratar de conectar:

Los fundadores en una etapa similar de crecimiento

Conocer a los fundadores que trabajan en una industria diferente, pero están en una fase similar de desarrollo, puede ser extremadamente útil para discutir aspectos de su negocio que trascienden las industrias. Por ejemplo, sobre cómo contratar y construir las estructuras de finanzas y operaciones apropiadas de forma que puedan surgirle nuevas ideas para enfrentar esos mismos desafíos.

Además, hablar con un fundador que no está directamente involucrado en su industria podría darle una perspectiva diferente sobre lo que está tratando de construir, y por qué es importante.

En términos de dónde encontrar estas comunidades, unirse a aceleradores, incubadoras, centros de emprendimiento universitario, o grupos de trabajo conjunto son buenos lugares para comenzar.

Personas con antecedentes e intereses completamente diferentes

Existen innumerables ejemplos de personas con diferentes intereses y áreas de experiencia que se unen para crear algo verdaderamente innovador. Las ideas para estos negocios son a menudo el producto de personas con antecedentes diversos que tienen la oportunidad de encontrar a individuos fuera de su industria.

Vaxess, una empresa de biotecnología que trabaja en estabilizar las vacunas para que puedan ser almacenadas y enviadas a los países subdesarrollados sin refrigeración, fue formada por cuatro estudiantes de Harvard y dos profesores de la Universidad de Tufts. Los estudiantes estaban en la escuela de posgrado para negocios, química, leyes y gobierno. En 2011, asistieron a una clase en Harvard sobre la comercialización de la ciencia, que fue dirigida por los dos profesores de Tufts. Este grupo diverso de personas se reunieron para compartir sus ideas, y surgió un nuevo proyecto.

Si está comenzando un negocio mientras asiste a la escuela de grado o postgrado, inscríbase a las clases donde tenga la oportunidad de conocer gente que estudie diferentes temas. Si es un empresario que ya no está en la universidad, considere pasar algún tiempo asistiendo a eventos relacionados con las industrias o temas que, si bien no son su especialidad, realmente le interesan.

Empresarios de la misma industria, pero más avanzados en desarrollo

Las personas que han construido un negocio en una industria similar pueden ser extremadamente útiles a la hora de dar consejos sobre las mejores maneras de lograr sus objetivos, y cómo evitar errores comunes. Si están verdaderamente entusiasmados con lo que está haciendo, también pueden querer unirse a su equipo como asesores o mentores.

Si bien es genial conocer a gente de su industria que generalmente está de acuerdo en que su empresa tendrá éxito, debe buscar a personas que desafían sus suposiciones, y le empujen a justificar lo que está tratando de lograr.