Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Desde la elaboración del currículum ideal para bordar la entrevista hasta llegar a ocupar la silla del puesto soñado existen muchas oportunidades para ganar puntos o boicotear su candidatura. Para ayudarle a evitar que los malos hábitos aparezcan en los peores momentos, pedimos a unos expertos en selección de personal que destacasen algunos de los comportamientos menos profesionales que un candidato puede exhibir en una entrevista, y este es el resultado.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Ser descuidado
Su currículum es su primer contacto con Recursos Humanos o sus propios superiores, por eso es tan importante que no figuren errores tipográficos y gramaticales, que adapte el formato a los requerimientos de la oferta en concreto y que haga una carta de presentación personal para el puesto. Cualquier solicitud problemática aterrizará en la pila del “no” a los pocos segundos de ser recibida. Si su currículum es descuidado, asumirán que usted también lo es.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

No hacer su tarea
Los empleadores toman nota de los candidatos que se han informado previamente de las responsabilidades del trabajo que solicitan y acerca de la propia empresa. Esto demuestra que tomó la decisión de solicitar el trabajo después de considerar los hechos, en lugar de por desesperación.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Buscar atraer la atención
Si quiere que su currículum destaque, que sea por su contenido y formato. El uso de papel de color, una multitud de fuentes, o incluso incluyendo confeti en su carta de presentación atraerá la atención, pero no el tipo correcto.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Saltarse el desayuno
El desayuno es la comida más importante del día. En el momento en que se despierta probablemente no haya comido en 10 o 12 horas, y cuando los niveles de azúcar en la sangre son bajos, es mucho más difícil concentrarse y es más probable que se sienta cansado, irritable e impaciente, lo cual hace imposible dar lo mejor de sí mismo durante una entrevista.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Fumar y beber
Nunca fume nada antes de una entrevista de trabajo, porque su entrevistador lo notará. Si es fumador, puede que no le importe, pero la mayoría de los entrevistadores han renunciado al hábito de la nicotina y lo consideran una distracción innecesaria. Beber antes de la entrevista también es una mala idea, amortigua los sentidos y corre el riesgo de no sonar ni inteligente ni coherente.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Mala higiene
La falta de esfuerzo en su apariencia puede ser interpretada como potencialmente falta de esfuerzo en su trabajo y área de trabajo.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Llegar tarde
La tardanza habitual es un mal hábito muy común, pero haga todo lo posible para evitar llegar tarde a la entrevista. Si lo hace, el gerente de contratación percibirá que es irresponsable, que no se está tomando el proceso en serio, y que no respeta su tiempo. Y esta no es la primera impresión que quieres dar. Planee llegar al menos 15 minutos antes.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Mensajes de texto cuando se aburre
Es una buena idea llegar un poco temprano a su entrevista, pero tenga cuidado de no dejar que el aburrimiento juegue en su contra. Los mensajes de texto mientras espera le harán parecer distraído, falto de interés. La mayoría de las áreas de espera tienen revistas, y si ves un folleto de la empresa, aún mejor, eso demostrará un interés más cercano al puesto que deseas.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Preparación en público
Es buena idea disponer de un kit de aseo para un rápido retoque antes de una entrevista. Pero en lugar de aplicar el pintalabios o cepillarse el pelo en el área de recepción, debe llegar unos minutos antes de la entrevista para dirigirse al baño y completar su aseo final antes de la entrevista.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Traer demasiadas cosas
Su cartera y copias de su currículum son todo lo que necesita para llevar a su entrevista – todo lo demás es superfluo. Deje su latte o su botella de agua en el coche y guarde su teléfono para que esté libre al estrechar la mano.

Hábitos poco profesionales que podrían costarle el trabajo

Vestirse demasiado casual
Como dicen, vístase para el trabajo que desea, no para el trabajo que tiene. La ropa descuidada grita ¡No me importa! Y vestirse demasiado formalmente para una entrevista puede decirle a un empleador que no investigó en la cultura de la empresa y no te ajustas al perfil.

[td_smart_list_end]