4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

En un momento u otro, probablemente te hayas saltado una comida o aguantado varias horas sin comer. Al hacerlo, probablemente te sentirás torpe, irritable y carente de energía física y mental, lo cual no es precisamente la mejor receta para lograr el máximo rendimiento en el trabajo o en la vida cotidiana. Saltarse las comidas habitualmente puede causar niveles bajos del azúcar de sangre que acaben por producirte temblores y mareos, e incluso, elevar tus niveles de ansiedad de forma que cuando comas elijas alimentos poco nutritivos, únicamente cargados de grasa, azúcar y sal. Esto, a su vez, puede contribuir al aumento de peso no saludable. No importa lo ocupado que estés, estas estrategias de alimentación te mantendrán sano y productivo durante todo el día.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

1. Comer a primera hora.
Comenzar tu día de trabajo sin comer es como conducir tu coche sin suficiente combustible. Incluso si no te levantas con hambre para el desayuno, coger algo rápido y sencillo como una manzana y un batido o un yogur y bayas naturales sin azúcar comunica a tu cuerpo que ya no ayuna y le da energía para comenzar el día.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

2. Hazte con reservas.
Antes de hacer la compra semanal, agrega algunos productos no perecederos a tu lista, que puedas mezclar y combinar en paquetes de 100 a 200 calorías para llevar en el bolso o maletín o guardarlos en el cajón del escritorio. Piensa en nueces crudas, tortitas de arroz, cereales de grano entero (y bajo en azúcar), frutos secos sin azúcar e incluso trozos de chocolate negro.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

3. Planifica tus pausas para comer.
Al igual que no empiezas el día sin una lista de tareas, tampoco lo hagas sin planificar bien tus comidas. Revisa tu horario mientras te desplazas al trabajo y planea un descanso para comer cada tres o cuatro horas. Pon una alarma en tu teléfono como recordatorio.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

4. Comer como un superhéroe.
Para mantenerte saciado y lleno de energía-y mantener los niveles de azúcar en sangre constantes-, incluye el dúo dinámico de fibra y proteína con cada comida y merienda. Algunos ejemplos son ensalada con pollo a la plancha, camarones o atún; galletas de trigo integral cubiertas con mantequilla de almendras y rodajas de plátano; una pita de trigo integral rellena de hortalizas y rodajas de pepino; o una ensalada de fruta fresca cubierto con queso bajo en grasa.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

5. Compra orgánico.
No todo el mundo tiene el presupuesto para comprar un cien por cien de productos orgánicos, pero cuanto más lo hacemos, más podemos evitar los alimentos contaminados y mejorar nuestra salud. Para averiguar dónde debes ir para conseguir productos ecológicos echa un vistazo a la lista del Environmental Working Group de Dirty Dozen, así como a productos menos contaminados en el Clean Quince.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

6. Mantén los básicos saludables a mano.
Desarrolla un repertorio de comidas baratas y fáciles de preparar. Tener los ingredientes disponibles en casa en todo momento significa que no caerás en la tentación de preparar cosas poco apropiadas. Infórmate sobre los ingredientes de los que debes abastecerte.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

7. Congelados
Las verduras congeladas (preferentemente orgánicas) se convierten en un auténtico ahorro de tiempo, especialmente si ya las tienes en el congelador. Lo mismo ocurre con la carne de vaca congelada alimentada con pasto, el salmón capturado en el medio silvestre y las bayas orgánicas. Compra solo la mejor calidad que puedas encontrar.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

8. Productos pre-cortados
Si cortar y lavar no entran en tu apretada agenda, elije preparados frescos orgánicos, como la espinaca, col rizada, rúcula, e incluso lechuga romana. Los productos pre-cortados también están disponibles en muchos mercados, lo que reduce drásticamente el trabajo de cocina. Pueden ser un poco más caros, pero si estás falto de tiempo que vale la pena.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

9. No tengas miedo de los alimentos enlatados.
Alimentos cuidadosamente escogidos y enlatados, como verduras o caldos de pollo, sardinas, salmón salvaje de Alaska, alcachofas y pimientos rojos asados, hacen que sea fácil mezclar comidas de última hora. Siempre elije los productos con el sodio más bajo y lee las etiquetas con cuidado para asegurarte de que el gluten, los productos lácteos, los azúcares y otros ingredientes no deseados no se introduzcan inadvertidamente en tu dieta. Si eliges alimentos enlatados, opta por latas libres de PBA siempre que sea posible.

4 consejos para comer sano aunque no tengas tiempo

10. Cuando estés realmente apurado, al menos sigue comiendo sano.
Habrá días donde todo se desmorone e incluso preparar una simple ensalada rematada con salmón salvaje precocinado se vuelva imposible. Pero tranquilo, muchas tiendas ahora tienen barras calientes con selecciones saludables, como pollo asado con verduras precocinadas; una “comida rápida” sin el azúcar y la grasa de otras opciones de fastfood.

[td_smart_list_end]