El Papa Francisco tendrá un nuevo papamóvil en 2022. El vehículo, de la marca Fisker, será 100% eléctrico y se anunció después de que el consejero delegado de la empresa, Henrik Fisker, tuviera una audiencia con su santidad en el Vaticano.

En el encuentro, los cofundadores de Fisker, Henrik Fisker y Geeta Gupta-Fisker, presentaron su visión del papamóvil eléctrico al Papa Francisco.

“Me inspiré al leer que el Papa Francisco es muy considerado con el medio ambiente y el impacto del cambio climático para las generaciones futuras. El interior del automóvil contendrá una variedad de materiales sostenibles, incluyendo alfombras hechas por botellas de plástico recicladas del océano”, ha indicado el propio Henrik.

A pesar de que la empresa americana lo define como el primer coche cero emisiones de la Santa Sede, lo cierto es que el Papa Francisco ya se dejó ver en marzo de 2017 a bordo de un Nissan LEAF, y en junio de ese mismo año, en un Opel Ampera-e. Más tarde, el Toyota Mirai se convirtió en el primer papamóvil de hidrógeno, tal y como recoge el portal motorpasión.

Lista de espera para comprar el modelo

Como no podía ser de otra manera, el nuevo coche eléctrico del Papa tendrá una cúpula de vidrio para que pueda saludar a los fieles. 

El papamóvil está inspirado en otro modelo de la marca, el Fisker Ocean. Aunque no empezará a producirse a partir de noviembre de 2022 ya cuenta con más de 16.000 reservas. 

El Fisker Ocean es un SUV eléctrico que tendrá diferentes versiones de autonomía, oscilando entre los 402 y 483 kilómetros. Finalmente, no se montará sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen como se esperaba y como sí ocurrió con el prototipo, sino que utilizará una base propia con la arquitectura eléctrica de Magna.

Su precio en Estados Unidos rondará los 37.499 dólares mientras que en Alemania se ofrecerá desde 32.000 euros.