20minutos

Cosa de chicos

Hasta ahora feudo femenino, los nuevos pigmentos del presente no tienen género, perfeccionan y son invisibles.

Compartir

Monsieur fue el primer intento de llevar una categoría 100% femenina al terreno masculino. La desarrolló Jean Paul Gaultier, y a pesar de la innovación que ofrecía, la calidad de sus productos y variedad de opciones, pasó por el mercado sin pena ni gloria. Demasiado adelantado a su época quizá… Diez años más tarde, fue Chanel la que pretendió irrumpir de nuevo en un sector un tanto hermético con su gama Boy, una concisa pero bien estudiada línea de productos de color para pieles masculinas.

Puede que este sea el momento, porque los nuevos lanzamientos de maquillaje ya no tienen sexo. Pensados para todas las pieles y sus diferentes complejidades, adaptados a cualquier tipología y paletas de color tan amplias que no discriminan a nadie. Sin etnias ni géneros. Synchro Skin Self-Refreshing es la nueva aportación de la japonesa Shiseido con base de maquillaje fluida, en formato cushion (52,50 €) y dos tipos de correctores de ojeras, con aplicador en esponjilla y stick (38,50 €), perfeccionan la piel de forma ligera e inteligente gracias a las tecnologías que incorpora que se adaptan a las expresiones faciales, la humedad, el sudor y el sebo logrando que no se cuarteen y duren impecables las 24 horas.

Otro interesante descubrimiento es It Cosmetics, desarrollada por cirujanos plásticos e incorporada al mercado español gracias a L’Oréal. Sus dos best seller: CC+ Cream SPF 50 (36,95 €), un 7 en 1 en toda regla que protege, hidrata (contiene ácido hialurónico, péptidos, vitaminas…), perfecciona y corrige las discromías (hiperpigmentación, rojeces, acné); y Bye Bye Under Eye Corrector (24,95 €), alta cobertura waterproof, uno de los más efectivos del mercado.