20minutos

Brasas y esencia de mar en cada plato

Los amantes del pescado están de enhorabuena, el señor martín se presenta como una firme apuesta por el producto de calidad y el dominio de la parrilla.

Compartir

Si busca encontrar lo mejor de cada lonja y vivir una experiencia culinaria completa en torno al mar y todo lo que éste ofrece, está claro que El Señor Martín es su restaurante. Al frente y llevando las riendas con pulso firme, Alfonso Castellano (Madrid, 1975), un chef que ha sabido combinar con maestría las arraigadas enseñanzas familiares y, de la mano de grandes maestros como Berasategui o Roncero, las exigencias de una cocina del más alto nivel gastronómico. Para este flamante proyecto culinario se centra en una de sus grandes pasiones: acercar a los comensales más exigentes las riquezas gastronómicas que esconden nuestros mares.

La carta es amplia: desde tradicionales platos como las anchoas artesanas de Laredo, salmón ahumado o las navajas gallegas en escabeche, hasta cogotes de merluza, rodaballo, zamburiñas de Cambados o pescados poco conocidos en la capital como el verrugato o el borriquete. Productos de la más alta calidad que sobre la parrilla de Castellano se convierten en todo un despliegue de sabores marítimos sobre la mesa. Por su parte, la carta de vinos –generosos, blancos, tintos o espumosos, tanto nacionales como internacionales– no hace sino engrandecer la realidad de una experiencia estimulante.

El sobrio diseño industrial –a base de hierro, madera y ladrillo visto– del local no está reñido con la sabrosa elegancia que consigue transmitirse en cada plato. Además del restaurante, El Señor Martín cuenta con una barra más informal que permite ir abriendo apetito. Y en caso de hacer negocios, servir como preámbulo al cierre de acuerdos que permitan ampliar caminos y emprender nuevos proyectos… Y claramente, volver a pasar por este céntrico restaurante