Córdoba ha acogido por primera vez una edición del Forbes Summit Sustainability, donde se han analizado los retos y las oportunidades de las grandes empresas en torno a la sostenibilidad. Una cita que ha contado con importantes ponencias y mesas redondas, que también han sentado las bases de la inversión socialmente responsable y la importancia de mirar al futuro con consciencia.

Esta jornada ha concluido con la conversación entre Isabel Albás, primera teniente alcalde de Córdoba, e Ignacio Quintana, director general de Forbes España, sobre Cómo hacer crecer nuestra ciudad.

Albás ha comenzado su intervención destacando que decir Forbes «es decir calidad y unir el nombre de Córdoba con Forbes es un acierto». Y, ¿cómo ve la ciudad? La primera teniente de alcalde la ve «en el supertop. En el punto de vista de la sostenibilidad, creo que se ha visibilizado aquí: ya estamos trabajando y llevamos trabajando muchos años de manera transversal, que considero que es una fortaleza importantísima».

Para que la ciudad siga creciendo en sostenibilidad, cree que es necesario educar a los hijos «desde pequeñitos» con el objetivo soñado de ese «residuos cero». Ha puesto como ejemplo la propuesta de SADECO 5.0 para que se consiga ese objetivo.

Desde el Ayuntamiento están comprometidos en «aprovechar las placas solares», apostando por ellas en los edificios municipales, logrando así ser esa «smartcity», al que se suma, ha detallado Albás, ese «cinturón verde tan importante».

El reto del turismo también es clave: «Estamos intentando diversificarlo, esparcirlo», ha argumentado. «Ordenar y repartir [el turismo] los 12 meses del año para poder disfrutar de nuestra ciudad» y que no se concentre en el centro de la ciudad o en abril o mayo. Para ello, ha subrayado, «la conversación con los vecinos está siempre presente y es permanente».

Otro de los puntos que ha tocado la charla entre Albás y Quintana ha sido la ciudad de los ’15 minutos’: «En Córdoba tenemos calidad de vida. [Está todo] a 15 minutos y cada 5 minutos te puedes parar a ver algo. El uso de los medios de transporte es mínimo, Córdoba es una ciudad perfectamente paseable».

Otro de los puntos que aceleraron esa transformación sostenible fue, pese a todo, la pandemia, con «esa apuesta por las nuevas tecnologías de verdad. En estos tres años hemos cambiado completamente, hay muchísimo menos papel en la administración pública».

Y, para finalizar, ¿cómo conviven la campaña electoral con la gestión? La primera teniente de alcalde lo tiene claro: «Muchos proyectos están culminando ahora, con lo cual hay que seguir trabajando. Hay que hacer política para las próximas generaciones, no para las próximas elecciones. Es uno de los errores que se han cometido en muchas ocasiones».

Hay que dejar, por tanto, «nuestra ciudad ordenada, que la gestión esté bien consolidada».