El conocidísimo Navitimer, el reloj para pilotos de 1952 que hizo célebre a Breitling, vuelve con nuevos bríos: acabados pulidos y cepillados, el Calibre 01 automático propio con 70 horas de reserva de marcha y algunos detalles más que lo han embellecido.

Cambia pero sigue siendo inconfundible con su bisel con regla de cálculo específico de vuelo, el trío de contadores del cronógrafo y el bisel con muescas.

Disponible en distintos tamaños (41, 43 ó 46 mm), materiales, correas y colores, los nuevos Navitimer incorporan el logotipo con las alas de la Asociación de Propietarios y Pilotos de Aeronaves de EEUU, que regresa a las 12 h. Éste de la fotografía, de acero y con esfera azul hielo, mide 43 mm de diámetro y 13,69 mm de grosor.

Su precio es de 8.400 € y tiene el certificado cronómetro del prestigioso
Control Oficial Suizo de Cronómetros

Breitling Navitimer B01 Chronograph 43