Pianista y mecenas, Paloma O’Shea es una de las grandes figuras representativas de la música y, sobre todo, de su labor didáctica, ya que ha trabajado mucho por desarrollar y expandir la condición educativa de esta disciplina artística.

Formada en el Conservatorio de Bilbao, obtuvo allí el Primer Premio Fin de Carrera de piano, disciplina en la que se especializó y a la que dedicó su vida profesional junto al desarrollo de iniciativas para acrecentar el talento de los jóvenes en la música, como el Concurso de Piano en Santander, la Fundación Albéniz y la Escuela Superior de Música Reina Sofía, de trascendencia nacional e internacional, principalmente dentro de las fronteras europeas.

La larga carrera de O’Shea dedicada a la música y su enseñanza le ha hecho merecedora de premios como la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, la Legión de Honor francesa, el Honorary Fellowship de la Royal Academy of Music de Londres y la Medalla de Oro del Spanish Institute de Nueva York, entre las más reconocidas.

Por dicha trayectoria, la Universidad Internacional de Menéndez Pelayo le ha nombrado doctora honoris causa. El acto de entrega será el próximo 3 de septiembre de 2021, en el  Palacio de la Magdalena de Santander.