De Sevilla a Barcelona y, finalmente, a Ibiza. Charo Ruiz encontró en la isla pitusa el destino perfecto para asentarse y poner en marcha su propio taller y showroom, allá por finales de los años setenta. Desde entonces, la diseñadora española es una de las profesionales más reconocidas dentro y fuera del panorama nacional como estandarte de las colecciones crucero, siempre ligadas a la artesanía y el buen hacer, con prendas inspiradas en colores isleños y cálidos, y diseños confortables de apuesta fija por la comodidad sin renunciar al estilo que aportan las prendas hechas con detalle.

Precisamente, es en esa forma relajada de hacer las cosas donde Charo Ruiz encuentra su filosofía de vida extrapolada a su profesión: lograr el éxito fuera de la aglomeración de las grandes ciudades.

¿Se puede? La respuesta es afirmativa. Prueba de ello es ella misma. Charo Ruiz es una emprendedora que lidera una empresa textil que fabrica 30.000 unidades al año y cuenta con un equipo de más de 20 personas fijas entre oficinas, talleres y tiendas de Ibiza y Madrid, haciendo una moda ibicenca que camina hacia la libertad. Un éxito fraguado fuera de los clichés que señalan que los negocios se hacen en las grandes ciudades. Esto es lo que ha querido demostrar Charo Ruiz al reunir a seis pioneras creativas que están en la ola del éxito, pero cuya forma de conseguirlo pasa por una apuesta fiel y convencida de alejarse de los focos urbanos.

El objetivo de debatir con estas mujeres parte de una acción especial pensada en el marco de este mes de marzo, dedicado a la mujer y su trabajo. La idea de esta reunión de profesionales parte de la intención de debatir algunas de las cuestiones planteadas en el libro City Quitters, que defiende el triunfo profesional fuera de los núcleos cosmopolitas y en cuyo interior se retrata a pioneros creativos que buscan formas alternativas de vivir y trabajar lejos de las grandes ciudades.

El libro que Karen Rosenkranz escribió en 2018 cobra importancia al arrojar respuestas contundentes a los inesperados movimientos socioeconómicos y culturales que con más fuerza que nunca en nuestra historia contemporánea reescriben nuestro presente a partir del pasado año 2020.

La diseñadora invita a que estas mujeres se pregunten si la vida en el campo satisface el deseo de una vida plena, sin renunciar a sus aspiraciones profesionales y ganando en calidad y creatividad. Según su experiencia sí es posible prosperar fuera de los espacios urbanos e invita a Arantxa Areta, Raquel Sánchez, Marcela Gutiérrez, Ilaria Bemardini, Elka Mocker y Carolin Dekeiser, mujeres vinculadas al mundo artísticos y creativo –de diferentes disciplinas–, a reflexionar sobre ello.