Casada con Rishi Sunak, quien se convertirá en el próximo primer ministro del Reino Unido, hasta ahora ministro de finanzas y banquero de inversiones de 42 años, Akshata Murthy (India, 1980) se convertirá en la primera dama de un país en el punto de mira por todos sus recientes acontecimientos históricos.

Son dos las razones que hacen de Sunak una de las personas más influyentes del país a liderar: por un lado, su nuevo cargo; por el otro, la fortuna de su mujer, quien tras el fallecimiento de la reina Isabel II ha pasado a ser la mujer más rica de Reino Unido, gracias, en parte, a su consideración de heredera del imperio de su padre, el magnate tecnológico indio N.R. Narayana Murthy, quien es cofundador y presidente jubilado del gigante Infosys.

Su patrimonio neto se estima en 4.500 millones de dólares, según datos que ha podido recoger esta revista. Su propia participación del 0,93% en la firma de consultoría de servicios digitales que cotiza en bolsa tiene un valor de 715 millones de dólares, lo que representa la gran mayoría de su fortuna combinada y la de Sunak.

Diferenciando las ganancias de ambos miembros del matrimonio, es Murthy quien posee la mayoría de los activos. Además de su participación en Infosys, es dueña de Catamaran Ventures UK, la sucursal británica de la firma de capital de riesgo y capital privado de su padre. En su último informe anual, la empresa declaró 4 millones de dólares en activos netos más un préstamo sin intereses de 4,8 millones de dólares de la propia Murthy. Sunak poseía anteriormente el 50% de la empresa, pero transfirió sus acciones a Murthy en abril de 2015, poco antes de ingresar al parlamento.

Según Pitchbook, Catamaran Ventures UK tiene participaciones en el mercado de muebles de lujo The New Craftsmen y en la floristería en línea Bloom & Wild. Las inversiones anteriores incluyen al fabricante de dispositivos inalámbricos de monitoreo fetal Monica Healthcare y al fabricante de escáneres de resonancia magnética veterinaria Hallmarq.

Y según los informes, la firma de Murthy también fue uno de los primeros inversores en dara5, una empresa de inversión privada establecida por un miembro de la familia gobernante de Qatar. El principal fondo de Catamaran Ventures en India, dirigido por su padre, incluye a SpaceX, Reddit y la compañía de juegos Loco entre sus más de mil millones de dólares en inversiones.

En cuanto a su residencia fiscal, Murthy es residente fiscal de su país de origen y confirmó en abril que tenía el estatus de «no domiciliado» en el Reino Unido, lo que le permitía evitar los impuestos sobre dividendos y ganancias de capital en Gran Bretaña. Forbes estima que Murthy ganó 70 millones de dólares (antes de impuestos) en dividendos de Infosys de 2015 a 2022, más 17 millones de dólares de la venta de acciones en diciembre de 2017. India grava los dividendos y las ganancias de capital a largo plazo al 10%, en comparación con los 20 del Reino Unido. Esto significa que Murthy pudo haber ahorrado unos 22 millones de dólares en impuestos al aprovechar las tasas más bajas de India.

Además, Murthy también ha invertido en su país de origen, la India, a través de una empresa en Mauricio. Tiene una participación del 5% en International Market Management, una empresa británica que posee el 100% de Immassociates Mauritius. Según una investigación de The Guardian, Immassociates Mauritius posee el 50% de Sierra Nevada Restaurants, una empresa india que gestiona cuatro locales de Wendy’s en Nueva Delhi, además del 100% de Dolomite Restaurants, que posee 11 franquicias indias de las cadenas de restaurantes del célebre chef británico Jamie Oliver.

En lo referente a la fortuna conjunta del matrimonio, Forbes estima que Sunak y su esposa Murthy tienen un valor aproximado de 810 millones de dólares, más de un cuarto de mil millones de dólares más que la fortuna personal de 500 millones del rey Carlos III. Su propia cartera de bienes incluye cuatro casas repartidas por el Reino Unido y California, con un valor estimado de 18,3 millones de dólares, siendo Manor House, una mansión rural de dos pisos del siglo XIX catalogada como patrimonio en el pueblo de Kirby Sigston en el norte de Yorkshire, su bien más cuantioso. La compraron en julio de 2015, por 2,3 millones de dólares.