El éxito de Gabrielle Chanel es la historia de un encuentro entre el talento y el destino, el de un espíritu visionario impulsado por encuentros casuales. Su estilo impecable solo podía ser igualado por su don para las conversaciones inspiradoras y diálogos incesantes que todavía hoy definen el espíritu de la Maison. Y en esta dirección se dirige el último paso de la casa francesa en materia beauty: mujeres vibrantes que entiendan la belleza de manera singular.

¿Para qué? Para hablar de maquillaje. Porque al igual que la moda, la belleza también es una historia de encuentros, entre la forma y el color, la sombra y la luz, la materia y la ilusión, la imaginación y su realidad, un individuo y el destino que se define a sí mismo. Y esto, Chanel lo sabe.

Para la firma, la belleza es un viaje infinito nutrido por el pasado y enraizado en el presente, que mira audazmente hacia el futuro; así que, impulsada por un apetito innato por el intercambio artístico, la firma presenta Cometes Collective, un grupo de talentos emergentes que dan forma al futuro de la belleza. A través de este concepto innovador e inclusivo, el Estudio de Creación de Maquillaje de la Maison acelera su impulso creativo, aprovechando el poder de múltiples puntos de vista para abrir un nuevo ámbito de posibilidades.

El grupo está formado por Ammy Drammeh, Cécile Paravina y Valentina Li, y son las nuevas maquilladoras emergentes elegidas por Chanel por su singular visión de la belleza, que desde este mes ya brillan y trabajan a su manera para expandir la paleta de colores y tonos de la casa, reinterpretar iconos y enriquecer el lenguaje creativo de la marca. Infundidas por sus trayectorias personales e impulsadas por el amor por compartir experiencias e inspiraciones, estas tres mujeres son las primeras artistas en unirse a Cometes Collective.

El talento de estas tres maquilladoras –de reconocimiento internacional por su creatividad, experiencia y visión libre y auténtica de la belleza– se fusiona con el espíritu emprendedor de Gabrielle Chanel, a menudo revolucionario, siempre al servicio de un estilo que marca su tiempo, a la vez que el Estudio de Creación de Maquillaje de la firma se inscribe en una iniciativa de apoyo a dicho espíritu pionero de la fundadora.