Fundada a principios de 2021 por la empresaria Marta Foncillas, Revolución Limo ya se erige como la firma pionera en mobiliario sostenible que aplica la más avanzada innovación en el diseño y la fabricación de muebles hechos en su totalidad de plástico reciclado. Un proyecto resultante del talento y compromiso de la Comunidad Limo —compuesta por diseñadores, interioristas, expertos en medio ambiente, amigos en general—, que da respuesta a una de las preguntas más ineludibles de la actualidad: ¿por qué seguir consumiendo nuevos recursos naturales si podemos reutilizar los ya existentes?

La concienciación con el medioambiente es la columna vertebral de esta firma que apuesta por dar una segunda vida a la materia prima, generalmente exquisita, que permita crear una alternativa sostenible a los muebles tradicionales.

Una premisa que Revolución Limo ha puesto de manifiesto en su último trabajo, realizado en colaboración con el Estudio del Pino del Valle Arquitectura e Interiorismo, liderado por David del Pino y Cristina del Valle. Juntos han dado sensación de hogar a la Sala 40 de la última edición de Ferica ARCO, celebrada el pasado mes de julio, donde la inspiración fue tomada de las tendencias urbanas más modernas y de respeto por la naturaleza. De esta manera, la 40ª edición de ARCOmadrid 2021 marcó un punto de inflexión en el relanzamiento y reactivación relanzar del mercado del arte contemporáneo, pero lo hizo bajo el prisma de la concienciación sostenible.

Sala 40 de ARCOmadrid 2021.

Con un enfoque vinculado a tres ejes temáticos —el futuro del mercado del arte, la sostenibilidad y las agendas de igualdad—, el proyecto ideado para este evento contó con paneles de plástico reciclado para revestir paredes y suelo, y con vegetación natural para la cubierta del techo. Una forma de trabajo convertida en una filosofía de vida que Revolución Limo y Estudio del Pino del Vale han sabido plasmar en esta estancia.

Conceptualidad sostenible, visión inconformista de nuestro tiempo y contemporaneidad, son los valores que unen a ambos equipos. Si Revolución Limo cierra el círculo del reciclaje al recuperar el plástico para darle un mejor uso, el estudio de David y Cristina utiliza el diseño para crear espacios únicos apostando por la innovación, la habilidad y la excelencia.

De izquierda a derecha. David del Pino y Cristina del Valle, ambos de Estudio del Pino del Valle Arquitectura e Interiorismo, y Marta Foncillas, de Revolución Limo.

El proyecto también ha contado con la participación del estudio de diseño biofílico Monamour Natural Design, líderes en proyectos de vegetación natural, y con los ecopanels de AISTEC. Asimismo, ha participado VBO en la iluminación técnica; Aromas, en iluminación decorativa, y Moblibérica y Atelier, con sus asientos.

Foncillas, del Pino y del Valle asientan las bases del interiorismo reversionado en clave ecológica y ponen sobre la mesa las pautas del reciclaje creativo, con la intención de acabar con cifras tan escandalosas como los 78 millones de toneladas de plástico producidas anualmente, de las cuales, tan solo un 2% se recicla con éxito y entra en el círculo de la economía.