DPAM lleva más de 20 años defendiendo la gestión activa y la ASG como núcleo de su ADN empresarial. ¿Es fácil combinar ambas cosas en el entorno actual?

En esencia, somos una empresa que ofrece soluciones de inversión a medida para clientes institucionales. Basándonos en una firme convicción, combinamos la gestión activa con el análisis fundamental y los criterios ASG para lograr un rendimiento de calidad ajustado al riesgo a lo largo de un ciclo de inversión. La información que nos sirve de referencia se obtiene de empresas externas, gobiernos y proveedores de datos, que combinamos con nuestra investigación interna. Esta es la base de una construcción de carteras sólida. Nuestro marco de trabajo probado a lo largo del tiempo, nuestra decidida convicción y nuestra pasión desenfrenada nos dan una gran base para trabajar, independientemente de las circunstancias del mercado. Nuestro análisis fundamental y la integración de las cuestiones ASG, así como nuestros objetivos en materia de Medioambiente y Sociales, son posibles gracias a una gobernanza estricta. Gracias a esta gobernanza, por la que nos hemos convertido en una gestora de amplio alcance.

¿Cuáles son los pilares del crecimiento de DPAM?

El primer pilar se centra en proporcionar a nuestros clientes una rentabilidad atractiva, a largo plazo y ajustada al riesgo, gracias a un grupo de profesionales con talento. Para el segundo pilar, identificamos nuestros puntos fuertes, y creamos soluciones de inversión innovadoras en las que tenemos una ventaja competitiva. Esto nos da preeminencia en segmentos clave, y nos permite aprovechar esta ventaja. El tercero se refiere a la mejora continua de nuestras capacidades de reporting, ayudando a nuestros clientes a tener una visión clara y transparente de sus inversiones. Por último, impulsamos nuestro conocimiento técnico sobre sostenibilidad y nuestra capacidad de integrarlos con nuestras competencias de análisis fundamental. Estos cuatro pilares cuentan con un marco de soluciones digitales innovadoras. Creemos firmemente que una transición exitosa a un modelo de negocio habilitado digitalmente es esencial para convertirse en una gestora sostenible y orientada a objetivos. Adoptar la transformación digital se convertirá cada vez más en un diferenciador clave.


«Adoptar la trasformación digital se convertirá en un diferenciador clave»
DIFERENCIADOR CLAVE”

¿Cuáles son sus planes de expansión global?

España es sin duda uno de nuestros casos de éxito. A lo largo de los años, hemos ampliado constantemente nuestra cuota de cartera y hemos aumentado la fidelidad de nuestros clientes. Seguiremos atendiendo a nuestros clientes españoles con soluciones de inversión sólidas, con el apoyo de una organización ágil y orientada a lo digital. Nuestro modelo de negocio también ha apoyado nuestra amplia expansión por Europa. Ahora nos centramos en reforzar nuestra marca en Europa y esperamos poder atender a inversores finales más complejos. El año pasado también nos expandimos fuera de Europa. Para marcar la ambición de la empresa de reforzar y enriquecer su investigación global, creamos una empresa conjunta en Hong Kong con nuestro socio OFI Asset Management para cubrir mejor el mercado asiático. No excluimos una futura expansión a Occidente a corto o medio plazo.

«Es importante evitar comportamientos impulsivos en esta fase del mercado bajista»

Lleva un año como consejero delegado de DPAM. ¿Cuáles son los objetivos de DPAM para los próximos años?

Uno de mis objetivos clave ha sido –y sigue siendo– la integración de nuestras soluciones digitales para clientes, a través de las cuales podemos agilizar aún más los procesos internos de DPAM y ofrecer un servicio de primera calidad. Nos hemos enfrentado a un enorme reajuste del mercado desde el inicio del año. Estamos muy agradecidos a nuestros clientes por su continua fidelidad, que ha contribuido sin duda a la resistencia de DPAM. Miramos al futuro con confianza. A medio plazo, podemos ver el lado positivo de las condiciones actuales del mercado.

¿Qué factores clave deben tener en cuenta los inversores para 2023?

El actual reajuste del mercado ha sido breve, pero notablemente agresivo. El aumento de la volatilidad implícita y real en los mercados ha creado tensiones. Aun así, es importante evitar comportamientos impulsivos en esta fase del mercado bajista. Intentar recuperar las pérdidas con soluciones arriesgadas a corto plazo puede ser una receta para el desastre. De cara al futuro, la consistencia es la clave, y el rendimiento no se mide en un solo año natural. Es clave ampliar los horizontes de inversión y centrarse en los rendimientos esperados dentro de un cierto rango de confianza en los próximos 5 a 7 años.

¿Cuáles son las principales tendencias de inversión en el negocio de los fondos europeos?

El aumento de la incertidumbre ha llevado a los inversores hacia posibles refugios y soluciones pasivas. Aun así, no hay que subestimar el valor de la gestión activa. Identificar acciones, el crédito o los bonos del Estado adecuados puede marcar la diferencia. Las tendencias son claramente visibles en 2022. Sin embargo, la era de la beta del mercado ha disminuido. Durante la próxima consolidación y posterior recuperación, identificar el alfa a través de la gestión activa puede separar el trigo de la paja.

Communicación Marketing. Invertir implica riesgos. Las rentabilidades pa- sadas no garantizan resultados futuros