Las turbulencias macroeconómicas con la inflación por las nubes no están siendo el mejor esquema para el mundo de la gestión de activos. Sin ir más lejos, el mes de junio se caracterizó por un nuevo ajuste en las valoraciones como consecuencia de la incertidumbre en los mercados bursátiles, unido a la presión inflacionista que siguió afectando las rentabilidades en los mercados de renta fija, según los datos de Inverco.

De esta manera el patrimonio de los Fondos de Inversión registró un descenso de 7.796 millones de euros, hasta situarse en los 297.956 millones de euros (2,5% menos que el mes anterior). En esta primera mitad del año el patrimonio experimenta un retroceso de 19.972 millones de euros (-6,2%).

“No obstante, y a pesar del entorno poco positivo, se mantiene la confianza de los partícipes en este instrumento de ahorro, con un nivel de suscripciones netas cercanas a los 600 millones de euros, amortiguando ligeramente gracias a ellas, el impacto provocado por las rentabilidades negativas ofrecidas en los mercados”, comentan desde Inverco.

Rentabilidades que no despegan

Las tensiones inflacionistas continúan siendo el problema para atajar por los Bancos Centrales de las principales economías, que han comenzado a incrementar los tipos de interés, trayendo consigo una elevada volatilidad en los mercados bursátiles.

A este respecto el mensaje del BCE de compra de deuda periférica para paliar el efecto de subida de tipos de interés en países más vulnerables ha permitido en los últimos días del mes mantener algo más estable la rentabilidad del bono sobre todo a mayor duración. El índice de referencia de la bolsa española Ibex 35 ha presentado un descenso del 8,5%, presentando un comportamiento en torno a la media del resto de mercados europeos.

En los mercados de renta fija, la deuda pública a largo plazo continúa incrementando su rentabilidad, provocando correcciones en el precio de la renta fija de mayor duración. El bono español a 10 años a cierre de mes se sitúa en el 2,588%, (2,160% en mayo). El euro se deprecia ligeramente respecto al dólar (1,0837 desde el 1,0713 a cierre de mayo).

En este contexto, y a fecha de elaboración del informe, los Fondos de Inversión experimentaron en el mes una rentabilidad media del -2,55%, donde la totalidad de las vocaciones obtuvieron rentabilidades negativas, con especial intensidad aquellas centradas en acciones, que generaron una rentabilidad más negativa como es el caso de los Fondos de Renta Variable Nacional e Internacional (6,22% y 4,8% respectivamente).

“También los Fondos de Renta Fija obtuvieron rendimientos negativos, en especial los de más largo plazo, como consecuencia del continuo incremento de las TIR en sus bonos”, apuntan desde la sociedad. “En sentido contrario, los Fondos Monetarios y de Renta Fija a Corto Plazo apenas registraron modificaciones significativas”, añaden.

Además, en el mes de junio, los partícipes, aunque a un ritmo inferior a meses previos, registraron flujos de entrada positivos por valor de 600 millones de euros. En el segundo trimestre del año las suscripciones netas alcanzan casi los 3.100 millones, permitiendo que en esta primera mitad del año se aproximen a los 5.700 millones de euros.

En junio, la mitad de las vocaciones de inversión registraron flujos de entrada positivos, donde los Fondos de Renta Fija, destacaron por ser la categoría que más suscripciones netas registraron en el mes (1.289 millones de euros), aunque con distinto comportamiento en función de su duración tras un rebalanceo de carteras: mientras los Fondos de Renta Fija a Corto Plazo experimentaron reembolsos netos de 1.400 millones, los de Renta Fija a Largo Plazo superaron los 2.700 millones se suscripciones.

“Mención especial merecen los Fondos con Objetivo de Rentabilidad no garantizado (incluidos en la rúbrica de gestión pasiva), que registraron suscripciones netas superiores a los 560 millones de euros”, concretan desde Inverco.

Por el lado contrario, los Fondos Globales, fueron los que mayores reembolsos registraron (608 millones de euros), seguidos por los Fondos Mixtos (377 millones), centrados sobre todo en su componente de Renta Fija.

Las captaciones de las gestoras nacionales

Sobre los datos españoles cabe echar un ojo a las que han conseguido aglutinar más flujos positivos. Las mayores captaciones netas las obtiene Caixabank con 893 millones, seguido de Caja Rural y Catalana Occidente, con 332 y 305 millones, según los datos proporcionados por Vdos. En el lado contrario encontramos a Mutua Madrileña, con reembolsos netos de 116 millones en el mes.

“Caixabank mantiene su posición como mayor entidad nacional por patrimonio gestionado, con 75.738 millones y una cuota de mercado del 24,18%, seguido de Santander con 48.345 millones y una cuota del 15,44 % y BBVA, con un 14,22%”, aseguran de Vdos.

En términos de rentabilidad, entre las principales gestoras destaca Santalucia Asset Managmenet con un avance de un 0,16%, seguida de Fineco con un 0,07%. Entre las gestoras independientes destaca la evolución de Grantia Capital, con una rentabilidad media de un 7,35%, seguida de Cobas Asset Management con un 6,58 y Muza Gestión de Activos con un 5,91 %.

Por último, las mayores captaciones netas se han canalizado a la categoría de Deuda pública euro, con 1.366 millones, seguida de la de Deuda privada euro, con 340. En el lado contrario se ha situado la categoría de Monetario euro plus, con reembolsos netos de 270 millones.