A diferencia de 2021, cuando el fin de las restricciones por covid auguraba un escenario alcista, el conflicto Rusia-Ucrania ha hecho que 2022 se presente como un año complicado para la inversión, en el que es aún más importante que nunca trazar una estrategia activa y aprovechas las oportunidades de entrada que pueda ofrecer la volatilidad.

Así lo aconseja Juan González Herrero, presidente del Consejo de Administración de Blacksmith Capital SICAV S.A. y presidente del Consejo Asesor de Herrero Brigantina, una compañía de servicios financieros ya consolidada, pero que mantiene la frescura del primer día. Su proyecto innovador permite ofrecer a sus clientes productos de ahorro muy atractivos como los PIAS. Herrero explica en qué consisten y sus ventajas y aporta algunas claves para invertir en la nueva coyuntura. 

¿Es el largo plazo la mejor estrategia de inversión en  los momentos de mayor volatilidad como el actual?

Sin duda, el largo plazo nos ayuda a sortear los aumentos de volatilidad, tal y como ha quedado demostrado a lo largo de la historia. Eso sí, en una cartera bien diversificada tanto por sectores, regiones, estilos y gestoras.

¿Perjudica la mayor inflación y subida de tipos a las decisiones de inversión? 

Perjudica si te quedas quieto y no haces nada. Hay que revisar la cartera y adaptarse. Por poner un ejemplo: la inflación es igual para todos, pero no todas las empresas tienen la capacidad de trasladar la inflación a los precios finales. Estilos como el value y empresas de gran capitalización se ven favorecidas por este entorno. Existe riesgo de una espiral inflacionista vía salarios, con una economía de nuevo paralizada por la crisis Rusia-Ucrania, lo que nos llevaría a una situación de estanflación.

¿El inversor ha de acostumbrarse a rentabilidades más bajas o habrá oportunidades?

A diferencia de 2021, que se esperaba un buen año fruto la eliminación de las restricciones por covid, este será más complicado, aunque sin duda habrá oportunidades. Se trata de ser más selectivos y aprovechar las oportunidades de entrada que nos ofrece la volatilidad. Esto implica tener mayor liquidez, o una cartera más flexible, y eso puede hacer que las rentabilidades esperadas sean más bajas. Por tanto, en este ejercicio gana importancia la gestión activa y estrategias de descorrelacionar carteras. Los inversores en España están muy bancarizados hacia el depósito tradicional y ahí, con la inflación actual, lo que hacen es perder poder adquisitivo. En el escenario actual y los tipos de interés reales, la renta variable se consolida como la única capaz de ofrecer rentabilidades que batan la inflación.

Los límites en planes de pensiones hacen que no sean ya una buena opción para todos. En los PIAS, si rescato el ahorro en forma de renta vitalicia no tributo por el rendimiento de las aportaciones

¿Cuáles son los mejores productos de ahorro que se pueden utilizar pensando en la jubilación?

Tradicionalmente, los planes de pensiones han sido los productos más utilizados para la jubilación. Pero sus límites, tanto en las aportaciones como en el rescate, hacen que no sean una buena opción para todos. Por ello, tenemos los PIAS: productos de ahorro a largo plazo, aunque con posibilidad de rescate anticipado. Su principal ventaja radica en que, si rescato mi ahorro en forma de renta vitalicia, no tributo por el rendimiento de las aportaciones. Existen otras opciones como los SIALP o los unit-linked en su versión de prima periódica. La elección de unos u otros viene determinada por la edad del cliente, el plazo y, evidentemente, su perfil de riesgo. Además, otras dos opciones complementarias son: la hipoteca inversa y la constitución de una renta vitalicia para mayores de 65 años con la venta de un activo, el cual estaría exento de tributar en IRPF por la ganancia patrimonial. Por último, Blacksmith Capital SICAV S.A. es una buena alternativa para quienes sean capaces de mantener una disciplina de ahorro periódico sostenida en el tiempo o quieran delegar la gestión de un patrimonio financiero con este fin.

¿Qué ventajas tienen productos como unit-linked o PIAS para el crecimiento del capital a largo plazo? 

En cuanto al plazo, la capitalización compuesta y las aportaciones periódicas. Entrar en diferentes momentos permite disuadir el efecto de la volatilidad. Pero la mayor ventaja radica en el tipo de contrato y su emisor. Son contratos de seguro emitidos por entidades aseguradoras. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, del Ministerio de Economía y Hacienda, supervisa y garantiza estos productos y las aseguradoras tienen una estructura de balance que les permite tener un margen de solvencia muy por encima del exigido. Por lo tanto, para mí la principal ventaja es la seguridad.