El mundo camina hacia un periodo de mayor repunte de precios y la falta de certidumbre ante la actuación de los bancos centrales. Nuria Rocamora, CEO de MyInvestor, describe cómo se han configurado las carteras contemplando este contexto, así como cuáles son los productos más representativos de la casa con un enfoque de inversión de largo plazo.

El entorno de la gestión de activos ha pasado de una incertidumbre completa por la pandemia a una rápida recuperación, ¿es momento de invertir?

Está demostrado lo difícil que es hacer market timing y elegir cuál es el mejor momento para entrar o salir del mercado. De hecho, a menudo, tiene más coste que beneficio. Así que, independientemente de las condiciones del mercado, con o sin pandemia, el mejor momento para empezar a invertir es ayer. Y los mejores aliados para lograr una buena rentabilidad son el largo plazo y el tipo de interés compuesto.

¿Qué enseñanzas extrae de la pandemia, desde el punto de vista de su negocio?

El covid es un mazazo para la sociedad y la economía, pero supone una oportunidad para algunos sectores. La digitalización se ha acelerado y MyInvestor, banco 100% digital, lejos de frenar su crecimiento lo ha acelerado. Contamos con más de 1.000 productos en los que nuestros clientes han invertido más de 600 millones, un 300% más que hace un año.

Los mercados pivotan ahora entre la incertidumbre por la inflación y la retirada de estímulos de los bancos centrales. ¿Cómo encara MyInvestor este panorama para finales de 2021 y 2022 y qué tipo de cartera sería la más recomendable?

La amenaza de la inflación obliga a invertir para no perder poder adquisitivo. Tener el dinero parado es en sí un riesgo. Para ayudar a nuestros clientes a invertir disponemos de un servicio de gestión discrecional de carteras indexadas (roboadvisor) que se adaptan al perfil de cada cliente. Estas carteras buscan la mayor indexación posible, minimizando la volatilidad y el riesgo en momentos de caída de mercado. Para preparar las carteras en este escenario, MyInvestor ha reducido la sobreexposición a Europa tanto en renta variable como en renta fija, al mismo tiempo que ha aumentado la exposición global a otros países y zonas del mundo desarrollado. Hemos introducido bonos del gobierno de EE. UU. a expensas de bonos emitidos por gobiernos europeos.

Apuestan por un modelo abierto con productos y servicios de inversión, propios y ajenos, ¿qué ventajas ofrece para el ahorrador?

El cliente que llega a MyInvestor lo tiene todo en una misma plataforma. Más de 1.000 fondos sin comisiones de custodia: la mayor gama de indexados de España (Vanguard, iShares, Amundi, Fidelity…) sin mínimo de inversión; fondos de las mayores gestoras internacionales y boutiques españolas independientes, servicio de gestión de carteras (roboadvisor) y la mayor gama de planes de pensiones nacionales: más de 80 de una veintena de gestoras. Además, tenemos una pequeña gama propia de fondos y planes indexados que hemos lanzado porque no había nada igual en el mercado.

¿Qué diferencias sus fondos propios de otros que existen en el mercado?

En junio lanzamos tres fondos indexados inéditos en España por su composición o costes. MyInvestor Nasdaq 100 replica el índice tecnológico americano, con las menores comisiones de España, apenas un TER de 0,59%; MyInvestor S&P500 Equiponderado, que dota a cada valor del índice americano del mismo peso para evitar concentraciones lo que evita comprar burbujas; y MyInvestor Ponderado Economía Mundial otorga a cada país el peso de su PIB para reflejar fielmente la distribución real de la economía global.

MyInvestor se ha caracterizado siempre por las comisiones bajas en sus productos, ¿cómo lo consiguen?

Tenemos una estructura de negocio tremendamente eficiente, ausencia de oficinas y operativa 100% online, lo que nos permiten ofrecer los mejores productos en las mejores condiciones del mercado. No cobramos nada a los clientes por comercializar los fondos y en muchos productos tampoco cobramos retrocesión, pero nuestro negocio es sostenible gracias a un mix virtuoso de productos —hipotecas, tarjetas, además de productos de inversión—.

Una de sus señas de identidad sigue siendo la oferta de fondos indexados, ¿notan un creciente interés por estos instrumentos entre sus clientes?

El auge de la gestión indexada está calando especialmente entre inversores jóvenes. Los fondos indexados aplican bajas comisiones —lo que equivale a más rentabilidad— y son productos fáciles de entender y que permiten una diversificación máxima. Como dice la célebre frase del fundador de Vanguard, Jack Bogle: “No busques la aguja, compra el pajar”. En MyInvestor tenemos casi 200 indexados, la mayor gama de España.

¿Cuáles son los fondos más demandados en su plataforma?

Dentro de los indexados, Vanguard Global Stock Index y Vanguard 500 Stock son top ventas. De nuestras carteras indexadas la más popular es la de riesgo medio-alto (Indie) que gana más de un 10% este año y un 21% desde su lanzamiento en junio de 2020. Entre los fondos de autor, Baelo, Icaria y River Patrimonio, por nombrar algunos, tienen inversores que son auténticos fans. Y algunos de los fondos internacionales con más captaciones son Fundsmith y BlackRock World Technology.