Decía que podía detener a cualquier persona por la calle de una ciudad y seguro que llevaría encima al menos tres de sus creaciones. Hablamos del francés Roland Moreno (fallecido en 2012, a los 66 años), responsable de la creación del chip de las tarjetas inteligentes, que van desde las de compra y telefonía a las de transporte o SIM telefónicas y de documentación, como el DNI o el permiso de conducir.

En 1974 registró la patente de un microchip concebido para llevar datos encima, y dos años después realizó el primer pago con una tarjeta. Innovatron, su empresa, ha ganado más de 150 millones de dólares en derechos de autor, aunque esa riqueza no le reportara la popularidad que ansiaba.

7 famosos inventos que surgieron por casualidad