La plataforma de envíos fundada en Barcelona Glovo ha levantado una ronda de financiación por valor de 450 millones de euros, la mayor de la historia en España. La operación (Serie F) ha sido liderada por los gestores de inversiones con sede en Nueva York Lugard Road Capital y Luxor Capital Group.

Regresan también como inversores Delivery Hero, Drake Enterprises y GP Bullhound, que participaron en rondas anteriores, y que vuelven a confiar en el unicornio español. Según la compañía, esto refleja no solo el crecimiento que existe en el sector sino la “fuerte demanda de los accionistas existentes para invertir en la empresa”.

El destino de este dinero irá fundamentalmente a la potenciación de su negocio de Q-Commerce, las entregas ultrarápidas por las que apuesta por la compañía amarilla. Estas entregas de última milla en menos de 10 minutos parecen el objetivo a potenciar en las grandes ciudades en las que opera, acelerando el delivery de “última milla” a través de su red de tiendas oscuras, establecimientos propios de la compañía que no están abiertos al público y solo abastecen a sus repartidores.

El éxito de la ronda de financiación contrasta con los problemas de uno de sus principales competidores, Deliveroo, que se ha pegado un fuerte batacazo en su salida al parqué de Londres. Los problemas legales con la situación de sus trabajadores no han lastrado esta operación, al contrario que a la firma británica.