Banco Santander ha obtenido un beneficio atribuido de 1.608 millones de euros entre enero y marzo de 2021, un 386% más que los 331 millones contabilizados en el mismo periodo del año precedente, en el que se registró una provisión de 1.600 millones de euros a causa de la pandemia.

La entidad financiera ha registrado hasta marzo un cargo neto por valor de 530 millones de euros correspondiente a los costes de reestructuración previstos para el conjunto del año, principalmente en Reino Unido y Portugal.

Sin ese cargo, el beneficio ordinario en el primer trimestre del año hubiera sido de 2.138 millones de euros, un 50% más que en el último trimestre de 2020 y que compara con los 377 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

Así pues, la entidad presidida por Ana Botín ha registrado el mayor beneficio ordinario de Santander desde el segundo trimestre de 2010.

Remuneración al accionista

La ratio de capital CET1 se ha incrementado 72 puntos básicos frente al año anterior, hasta el 12,30%, por encima del rango objetivo del 11-12%. La entidad ha reservado 15 puntos básicos de capital para remuneración al accionista, equivalente a un 40% del beneficio ordinario del trimestre.

El banco devengará el 40% del beneficio ordinario durante el año para dicha remuneración una vez los supervisores lo permitan.

“Los resultados del primer trimestre muestran nuestra gran orientación al cliente y las ventajas de nuestra diversificación. Son buenos resultados en todas las regiones, destacando el fuerte crecimiento en Estados Unidos, Reino Unido y en banca corporativa y de inversión”, ha resaltado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín.

“Continuamos apoyando a nuestros clientes siendo parte de la solución a la respuesta a la pandemia, a la vez que mantenemos la fortaleza de nuestro balance La calidad crediticia es sólida y el capital se mantiene por encima de nuestro objetivo, lo que nos permite devengar el 40% del beneficio ordinario durante el año para remunerar a los accionistas una vez los supervisores lo permitan”, ha añadido.

La vacunación, clave para la recuperación

Botín ha resaltado que el éxito de la vacunación es clave para la recuperación económica. “Confiamos en alcanzar nuestros objetivos para 2021, con la mejora en la ratio de eficiencia, la reducción del coste del crédito y el aumento de la rentabilidad”, ha señalado.

La entidad ha destacado que estos resultados muestran la importancia de la diversificación geográfica y de negocio de Santander: sus tres regiones, Europa, Norteamérica y Sudamérica, contribuyeron por igual al beneficio ordinario del grupo, con beneficios récord en Estados Unidos, gracias en parte al incremento del 13% de su margen neto (+19% eliminando el impacto de las ventas de Puerto Rico y la cartera de Bluestem), y un fuerte crecimiento en Reino Unido.

Además, el beneficio ordinario de Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) se ha incrementado un 64%, hasta los 704 millones de euros.

Asimismo, el margen de intereses ha aumentado un 5% gracias a que el nuevo crédito volvió a los niveles previos a la pandemia en Europa y Sudamérica, con un crecimiento del margen de intereses destacado en Reino Unido (+24%), España (+10%) y Brasil (+6%).

Se recuperan los ingresos

Los ingresos por comisiones se han recuperado hasta los niveles previos a la pandemia gracias a la mayor actividad, al crecimiento en servicios y productos de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y seguros.

Los ingresos totales han crecido un 8%, hasta 11.390 millones de euros. Gracias a ello y a la disciplina en el control de costes al banco pudo aumentar su beneficio antes de provisiones (margen neto) un 15%, hasta 6.272 millones de euros.

Asimismo, los costes se han mantenido estables como consecuencia de los planes de eficiencia que se han puesto en marcha, sobre todo en Europa, mientras que la ratio de mora ha descendido cinco puntos básicos desde marzo de 2020, hasta el 3,20%, y la ratio de cobertura cerró el trimestre en el 74%.

El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, ha mejorado en 20 puntos básicos desde diciembre, hasta el 1,08%, gracias a las menores provisiones en el trimestre.

Estas provisiones se han situado en 1.992 millones de euros, un 43% menos que el primer trimestre del pasado año por aplicación de la normativa contable NIIF 9 (IFRS 9), que hace depender las provisiones de la mora esperada y las perspectivas económicas a largo plazo. Las provisiones acumuladas ascienden a 24.034 millones.

243 millones de beneficio en España

En España, el beneficio ordinario ha sido de 243 millones de euros en el primer trimestre, frente a los 90 millones de euros del mismo periodo del año anterior, gracias a unas menores provisiones (-29%) y la reducción de costes (-8%).

Los ingresos se han mantenido estables, con crecimiento del 10% en el margen de intereses, que se han visto parcialmente compensados por los menores ingresos por comisiones (-9%) dada la menor actividad con motivo de la pandemia.

Al final del trimestre se detectó una recuperación de la actividad hasta niveles precovid, con la concesión en marzo de más de 700 millones de euros en hipotecas para particulares y más de 200 millones en consumo.

Cambios en el equipo directivo de la región de Europa

António Simões sustituye a Rami Aboukhair.

El banco ha anunciado además cambios en el equipo directivo de la región de Europa para seguir avanzando en el desarrollo de ‘One Santander’, con el nombramiento de António Simões como consejero delegado de España, en sustitución de Rami Aboukhair, y el relevo de Nathan Bostock como consejero delegado en Reino Unido, quien permanecerá en su cargo hasta que se designe a un sucesor.

Estos nombramientos están sujetos a las correspondientes aprobaciones regulatorias, según ha informado la entidad.

Simões será consejero delegado de Santander España y continuará como responsable regional de Europa. Con su nombramiento como consejero delegado de Santander España, la estructura de gestión de Europa se alinea a la de las regiones de Norteamérica y Sudamérica, donde los responsables regionales también son consejeros delegados de un país.

Simões sustituye a Rami Aboukhair, que ha sido nombrado ‘global head of Cards and Digital Solutions’ del grupo y reportará al consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez.

Esta nueva función se crea para desarrollar el negocio de tarjetas en el contexto de la visión de ‘One Santander’. El objetivo es construir una plataforma de tarjetas única, moderna y flexible aprovechando la tecnología de PagoNxt.