Bank of America (BofA) cree que Repsol podría “revisar” los planes de una salida a bolsa o la entrada de socios o inversores para su negocio de renovables, debido al actual “entorno desafiante” en los mercados ante la avalancha de ofertas de empresas de energía ‘verde’.

La entidad financiera reafirma su valoración de 3.000 millones de euros para este área de negocio de la energética, que estima que implica más de 20 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) previsto para 2025 y supone una prima del 100% frente a las empresas de renovables españolas que cotizan en Bolsa, “debido a una rebaja reciente del sector de la energía renovable”, según los datos de su informe recogidos por Europa Press.

Así, en este entorno, con un número importante de salidas a bolsa de empresas de renovables para 2021 y donde el sector está teniendo un rendimiento inferior al del mercado en el arranque del año, cree que será “un desafío” para el grupo dirigido por Josu Jon Imaz lograr una valoración superior a los 3.000 millones de euros para este negocio.

Repsol está analizando todas las oportunidades para su negocio de electricidad y renovables, teniendo por delante un margen de 18 meses para concretar la operación. La posible salida a bolsa es una de las operaciones que ronda con fuerza en un sector donde se avecina un aluvión de saltos al mercado en estos meses, con algunas ya anunciadas como las de las renovables de Acciona, Ecoener u Opdenergy.

Por otra parte, Bank of America, que sitúa en ‘neutral’ su recomendación sobre Repsol –con un precio objetivo de 11 euros–, prevé que el margen de refino se “se mantendrá débil por el resto del año”.

A este respecto, advierte de una débil recuperación de la demanda de combustible para aviones, que podría no volver a sus niveles preCovid hasta 2024, lo que podría penalizar a Repsol, ya que el 53% de la producción de sus refinerías es de destilados medios.

Rentabilidad por dividendo, una fortaleza para la acción

En lo que respecta a la rentabilidad por dividendo de Repsol, Bank of America la sitúa para este año en el 5,6%, en la parte inferior del rango del periodo 2015-2021 (5-2%-11,9%), aunque considera que sigue siendo “un fuerte apoyo para el precio de la acción”.

En relación al sector, la rentabilidad por dividendo de la petrolera tiene solo un 0,6% de descuento (5,6% frente al 5%), en la parte inferior del rango 2015-2020 (0,6%-3,4%), por lo que considera que el mercado “ya está pronosticando una recuperación del margen de refino en los próximos años”.

Los títulos del grupo presidido por Antonio Brufau caían a las 17.09 horas un 3,61% este martes en Bolsa, con un Ibex-35 a la baja, hasta los 9,882 euros por acción.