Foto: Iñaki Ereño en las oficinas madrileñas de Sanitas, por Jacobo Medrano

¿Sigue Sanitas apostando por la innovación y las últimas tecnologías?
Siempre nos hemos preocupado por innovar para mejorar el servicio a nuestros clientes. Por ejemplo, fuimos la primera compañía que lanzó al mercado la tarjeta de salud, ahora, aprovechando todo el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías, hemos lanzado la tarjeta de salud digital. Y es que en Sanitas no tenemos una estrategia de negocio por un lado y una estrategia digital por otro, lo que estamos desarrollando es una estrategia de negocio en un mundo cada vez más digital. Para nosotros, todo el proceso de transformación digital que estamos llevando a cabo nos tiene que servir para ofrecer a nuestros clientes los servicios y productos que necesitan, ya sea desarrollando herramientas digitales que simplifiquen su relación con nosotros (citas online, tarjeta digital o consulta de información médica a través del móvil) o con la incorporación de soluciones digitales a nuestros productos como la videoconsulta. Actualmente, el 50% de nuestros asegurados son digitales y esperamos que esta cifra aumente a 2 de cada 3 en los próximos 3 o 4 años.

La creación de nuevas unidades o tratamientos médicos son puntos clave. ¿Qué proyectos tienen ahora mismo entre manos?
Ofrecer servicios de salud que cubran las necesidades de nuestros clientes con los mayores estándares de calidad es clave. Por eso, diseñamos una cartera de servicios centrada en las personas y no en las enfermedades. Prueba de ello es la creación de la Unidad de Cuidado y Consejo Oncológico, la de la Mujer, la Unidad de Medicina Deportiva o la del Adolescente. Además, exploramos continuamente la posibilidad de incorporar nuevas técnicas, tratamientos y tecnología a nuestros hospitales. Ahora mismo estamos desarrollando líneas de trabajo que tienen que ver con el uso de la imagen como nuevo paradigma asistencial (permite realizar diagnósticos y tratamientos más seguros, precisos y efectivos), dando los primeros pasos en incorporar conocimiento relacionado con la secuenciación genómica y seguimos invirtiendo en mejorar nuestras instalaciones hospitalarias.

Seguros médicos, hospitales, clínicas dentales, residencias geriátricas… ¿Se ha planteado ya otras posibles vías de actividad?
Estamos trabajando en las nuevas posibilidades que nos trae el mundo digital: ya ofrecemos la posibilidad de ver a tu médico en videoconsulta; hemos creado un marketplace de salud para contratar todos aquellos servicios de salud opcionales fuera de la póliza tradicional (fisioterapia, estética, medicina del deporte, etc.) que se llama Sanihub; estamos ya creando contenidos de divulgación médica y consejos de salud útiles para las personas en momentos en los que tienen dudas o necesitan acceder a ese conocimiento de fuentes fiables, como nuestro blog Muy Saludable.

Consolidada en muchos segmentos del mercado, ¿cómo afronta la expansión del negocio tanto a nivel nacional como internacional?
Desde el punto de vista nacional, continuamos con nuestra apuesta por crecer en todos los sectores donde estamos presentes. En el ámbito internacional, además de seguir liderando la expansión en Latinoamérica de nuestra matriz Bupa, recientemente se ha incorporado a nuestra unidad (Europe and Latinamerica) el negocio de la compañía en Polonia. Como managing director de esta nueva unidad (con más de 30.000 empleados y casi 7 millones de clientes) creo que hay enormes posibilidades de compartir experiencias entre un modelo de salud integral muy similar en Chile, España y Polonia.

Desde que asumió su cargo hace ocho años, uno de sus grandes objetivos ha sido potenciar el empleo.
Efectivamente, y es uno de los temas de los que me siento más orgulloso, el de poder contribuir a la generación de empleo en nuestro país. Para hacernos una idea, desde 2008 y durante los años más duros de la crisis económica hemos sido capaces de doblar nuestra plantilla y pasar de 5.200 empleados hasta más de 10.100 en la actualidad. Además nos preocupamos por impulsar el empleo joven y de calidad. Actualmente, el 35% de la plantilla tiene menos de 35 años y del total de empleados, más del 83% tiene un contrato indefinido.

En ese camino firme de evolución en el mercado, ¿la colaboración con los servicios públicos de salud ha resultado realmente decisiva?
Creo que hay dos ángulos desde los que analizar la colaboración público-privada. Por un lado, el plano teórico, en el cual creo que es indudable que ambos sistemas, el público y el privado, deben cooperar por el bien de los ciudadanos y de la sostenibilidad del propio sistema de salud del país. No obstante, en el plano práctico, esa colaboración tiene muchos retos. La seguridad jurídica de los contratos es insuficiente y el tema está excesivamente politizado, lo cual impide que se puedan aprovechar las ventajas y oportunidades que ofrece el modelo de gestión público-privada de los hospitales.

Si me tuviese que convencer para que me hiciera socio de Sanitas y contratase sus servicios…
Te diría que tendrías acceso a un modelo de salud integral único, que incluye servicios para todas las etapas de la vida, con los mejores profesionales.