Abid Qureshi, socio de Latham & Watkins en Washington DC, fue nominado a la Corte Federal para el Distrito de Columbia. “Me complace nombrar al Sr. Qureshi para servir en la Corte de Distrito de Estados Unidos”, afirmó Obama en un comunicado. “Estoy seguro de que va a servir al pueblo estadounidense con integridad y un firme compromiso con la justicia”.

Eso sí, habrá que ver si la nominación de Qureshi se confirma antes de que Obama deje el cargo. Hay que recordar que los republicanos del Senado han prometido no llevar a cabo ninguna audiencia sobre el asunto después de que Obama nombrara juez a Merrick Garland a la Corte Suprema de Estados Unidos en marzo, para reemplazar a la juez Antonin Scalia, que murió un mes antes.

La nominación de Qureshi llega en medio de una campaña electoral cargada de racismo, liderada por el candidato republicano Donald Trump. El magnate ha sugerido que un juez musulmán o descendientes de latinos podría no ser apto para el trabajo, siguiendo con la tónica de crear polémica con temas raciales o etnias. A lo largo de su campaña, Trump ha prometido en varias ocasiones mantener algunos musulmanes fuera de los EE.UU. y someter a algunos inmigrantes a pruebas ideológicas como requisito previo a la entrada del país.