Cuantificando el alcance de una y otra
Facebook lleva en escena mucho más tiempo que Instagram y, por consiguiente, cuenta con un número de usuarios considerablemente mayor. Sin ir más lejos, hoy en día Facebook cuenta con unos 1.130 millones de usuarios activos cada día, Instagram tiene “solo” 500 millones al mes. Pero ¡cuidado! La cantidad no lo es todo. Además, Instagram, con 4.200 millones de “likes” y 95 millones de fotos al día, tiene unas perspectivas de crecimiento muy interesantes. Lo que queremos decir es que el número de usuarios no va necesariamente unido a su idoneidad dependiendo del tipo de negocio; por ejemplo, aquellas empresas más enfocadas hacia lo visual pueden encontrar más útil y atractivo Instagram, pese a tener un alcance más limitado.

Mirando con lupa al tipo de consumidor al que va dirigido el producto o servicio que ofrece nuestra compañía
Hacer un estudio de target es un paso esencial en la construcción de toda compañía o estrategia de comunicación y márketing, por lo que no puede faltar a la hora de valorar qué red social se adapta mejor a las necesidades de nuestro negocio. Te interesa disponer de toda la información posible para tomar la mejor decisión: ¿dónde se mueven tus potenciales consumidores? ¿Qué edad tienen? ¿Cuáles son sus intereses? ¿Y su género? La buena noticia es que tanto Instagram como Facebook ofrecen la opción de hacer llegar el mensaje a una audiencia específica, filtrando por idioma, edad, sexo y otros factores demográficos.

Si tu empresa está enfocada a las generaciones más jóvenes, probablemente te interesará más centrar tus esfuerzos en Instagram, que además cuenta con una audiencia predominantemente femenina. Por el contrario, el usuario de Facebook tiene una media de edad más elevada y, consiguientemente, también mayor poder económico. Y esto último siempre es un plus, independientemente de qué se venda.

¿Cuál de ellas “engancha” más a sus usuarios?
Diversos estudios han demostrado que las empresas que se promocionan principalmente en Instagram obtienen un nivel de engagement o compromiso por parte de los usuarios diez veces mayor al de aquellas que utilizan Facebook como herramienta. Además, el nivel de “enganche” por post ha crecido un 416% en los últimos dos años.

Y, para ejemplo, un botón: un particular post de Adidas fue publicado por la compañía tanto en Facebook como en Instagram. En la primera Adidas cuenta con 24 millones de “me gusta”, mientras que en Instagram tienen 9,7 millones de seguidores. Aun con todo, el post publicado en Instagtam tuvo 130.000 visualizaciones, y el de Facebook solo 78.000. ¿Cómo es posible? Por si fuese poco, en Instagram tuvo 154 comentarios, y en Facebook solamente 67. Este caso demostró claramente que, pese a que Facebook tiene un alcance indudablemente más amplio, Instagram logra un impacto más potente.

Analizando los punto fuertes de una y otra
Al comparar y contrastar ambas redes sociales hay que fijarse especialmente en cuál es la característica más distintiva e interesante de cada una de ellas. Instagram trata de compartir fotos y vídeos de hasta un minuto de duración. Su punto fuerte es que facilita la conversación directa con los consumidores y ayuda a construir verdadera lealtad hacia la marca, ya que es más personal, sencillo e intuitivo. Facebook, por su parte, es más multiusos y ofrece una gran variedad: puedes elegir y combinar grupos, eventos, vídeos, texto, fotos y mil funcionalidades más.

¿Y qué pasa con la publicidad?
Tanto Facebook como Instagram ofrecen muchas facilidades a la hora de implementar anuncios publicitarios de tu marca. Puedes escoger tu audiencia, hacer un seguimiento de tus campañas y ver el alcance de cada post. Aunque Instagtam no permite incluir links a webs en las publicaciones convencionales, en los anuncios sí es posible hacerlo.

En conclusión…
Ambas plataformas constituyen instrumentos viables para impulsar tu negocio. Pero, ¿cuál de ellas se adapta mejor a las necesidades de tu empresa? La respuesta depende de la naturaleza de la misma.