Todo comenzó con un comentario en la web Reddit que encendió la mecha y, más tarde, este primer comentario fue seguido por cientos de comentarios más asegurando sufrir las mismas incidencias. ¿Qué ha ocurrido? Según Forbes USA, la actualización de Windows 10 se instala inicialmente sin problemas, pero al querer reiniciar el ordenador, el PC no arranca. Por ello, Microsoft ha creado hasta el momento 31 nuevas actualizaciones dentro de las que se encuentran la desactivación del arranque seguro, volver a instalar los controladores de dispositivos y cambiar la ubicación de instalación del nuevo Windows.

Mientras tanto, la lista de los mensajes de las personas que sufren el mismo problema continúa siendo cada vez más y más larga y los usuarios también han comenzado a quejarse a los perfiles oficiales de Twitter @microsoft y @MicrosoftHelps de Microsoft, así como a la comunidad de Microsoft.

Frente a esta “mala” situación, los altos cargos de Microsoft han admitido que Windows 10 no va a alcanzar su meta propuesta para el año 2018 (1.000 millones de instalaciones), ni siquiera después de que el periodo de actualización gratuito haya terminara el mes pasado. Desde luego que estos fallos es lo último que la compañía necesitaba.