Wallbox ha elegido la Zona Franca de Barcelona para instalar una nueva planta, expandir su capacidad productiva y seguir abasteciendo la demanda creciente de sus productos tanto en el mercado nacional como en el internacional.

Enric Asunción, CEO de Wallbox, y Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), han firmado el contrato de arrendamiento con una duración de 10 años.

“La nueva fábrica representa no solo un paso muy importante para el futuro de Wallbox, sino también para la industria de la automoción en España que, como en todo el mundo, camina hacia la electrificación”, ha comentado el CEO de Wallbox. Asimismo, ha asegurado que “es una tendencia global que la recuperación económica tenga como uno de sus pilares la sostenibilidad, basada en innovación que construya tecnologías más limpias y eficientes desde el punto de vista medioambiental, y nosotros estamos comprometidos de una manera integral en acelerar este proceso en el sector de la movilidad creando una fábrica que sea la primera piedra para la creación de un HUB mundial de electromovilidad en España”.

Enric Asunción, CEO de Wallbox, y Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB)

Por su parte, Navarro ha señalado que “la Zona Franca de Barcelona se siente orgullosa de ser la opción elegida para recibir la nueva fábrica de Wallbox y albergar una empresa que despunta en un sector de alto crecimiento como el de la recarga de coches eléctricos e invierte masivamente en I+D para el desarrollo de tecnologías sostenibles punteras a nivel mundial. Sin duda, estas decisiones reafirman nuestro objetivo de liderar la transición hacia una nueva economía basada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU”.

Puesta en marcha en el cuarto trimestre 

La nueva fábrica, cuya puesta en marcha está prevista para el cuarto trimestre de este año, ocupará una parcela de 16.800 metros cuadrados, con una nave de 11.220 metros cuadrados.

Dentro de las mayores innovaciones de la fábrica están que será un referente en la industria al integrar sistemas de Fábrica 4.0, su uso de la energía, los sistemas LEAN de gestión de procesos que incorpora, así como por la implementación del concepto “Cradle to Cradle” con el que eliminar la generación de residuos a través del diseño y de materiales ecoeficientes.

La fábrica contará con un sistema innovador de gestión energética, que a través de la regeneración de la misma permitirá la reutilización del 75% de la energía consumida en el proceso productivo, devolviéndole a la red energética interna.

Además, se prevé la instalación de paneles solares fotovoltaicos con 300 kW de potencia que aportarán la capacidad de abastecer entre el 30% y el 60% de la producción con energía solar.

El plan de expansión de Wallbox prevé superar el doble de la plantilla de empleados, llegando al final de 2021 con 800 empleados, de los cuales una cuarta parte estará implicada directa o indirectamente en el proceso productivo.

Con la incorporación de estas nuevas instalaciones Wallbox espera cubrir la demanda creciente de los diferentes mercados en los que tiene presencia, doblando su capacidad productiva, y se reafirma como empresa pionera tanto en su modelo productivo como en la contribución del modelo urbano y vial de las Smart Cities alrededor del mundo.