¿Emprender mi negocio o continuar trabajando para otros? ¿Vivir en un piso en el centro de la ciudad o hacerlo en una casita en medio del campo? ¿Invertir en un coche nuevo o aguantar un poco más el que tengo?

Para alcanzar nuestros objetivos y metas tenemos que tomar las mejores decisiones, pero no siempre lo conseguimos. ¿Por qué no nos anticipamos al futuro? ¿Por qué actuamos por instinto? ¿O no actuamos? ¿Por qué dejamos para más adelante las decisiones importantes?

Tenemos que ser conscientes de la etapa que estamos viviendo, de nuestras necesidades financieras en cada momento, y tomar las decisiones que nos permitan alcanzar todo aquello que nos habíamos propuesto. Pero, además, decidir siempre aconsejados y apoyados por el profesional que está a nuestro lado, que confía en nosotros y que cree en nuestros sueños. Esa es la gran diferencia.

Banco Mediolanum se compromete a estar siempre a tu lado, acompañándote para que tus elecciones sean siempre las más acertadas y no eches nada en falta. Planifica tus finanzas de la mano de tu Family Banker, que te asesorará cuando lo necesites y donde lo necesites.

Gracias a su experiencia y profesionalidad, sentirás una relación de confianza con tu asesor que te permitirá afrontar todos los aspectos relacionados con la gestión de tus recursos financieros y podrás disponer de una planificación financiera adaptada a tus necesidades, desde la liquidez hasta el ahorro, pasando por la compra de la vivienda o la jubilación.

Mis Otros Yo

Banco Mediolanum refleja en Mis otros yo ese buen hacer con sus clientes. La entidad profundiza en este cortometraje protagonizado por Ernesto Alterio en la importancia de tomar las mejores decisiones con el asesoramiento de un profesional de las finanzas que te aconseja y acompaña siempre, el Family Banker.

La historia gira alrededor del encuentro de Juan (Ernesto Alterio), con otras tres versiones de sí mismo, resultado de diferentes decisiones que hubiese podido tomar a lo largo de su vida. Todos ellos son Juan Martín, una misma persona, pero con presentes muy distintos.

Como las cuatro versiones de Juan, todos nos enfrentamos a elecciones que marcan nuestra vida del futuro, y eso es lo que refleja Mis Otros Yo: el presente es fruto de las decisiones que tomamos en el pasado. Y a estas les sumaremos las que vamos a tomar en el presente para construir nuestro futuro.

¿Cómo hubiera sido mi vida si hubiese tomado otras decisiones? Es lo que se preguntan tres de las cuatro versiones de Juan. El cuarto, que es el protagonista y el último en aparecer en escena, es quien ha logrado las metas que los otros en algún momento soñaron. ¿Cómo lo logró? Ahí está, en parte, el factor diferencial. El valor del asesoramiento, de dejarse acompañar y aconsejar por un profesional. Al final, la vida se desarrolla de una forma u otra en función del camino que escogemos.